Espanyol-Atlético de Madrid, a confirmar el buen arranque

Cómo ha cambiado el panorama rojiblanco desde la última visita a Cornellá-El Prat. Aquel equipo mal dirigido por Manzano era un equipo que lejos del Manzanares era una madre (1 punto de 18 posibles fuera de casa). Ahora no sólo se gana en el Calderón, sino que, en la era Simeone, el Atleti también es competitivo fuera de casa (en la pasada Liga los números del Cholo en 12 partidos fuera de casa son: 4 victorias, 5 empates y 3 derrotas). A esto hay que sumarle las sensaciones que el equipo transmite esta temporada. Veremos. (Domingo, Cornellá-El Prat, 21:30)

Tres partidos antes del parón

El Atleti tiene tres duelos antes del parón por los compromisos de las selecciones. Dos de Liga, Espanyol y Málaga, y uno de E.L. frente al Viktoria Plzen. El objetivo debe ser ganar los tres. ¿Por qué? Primero porque esa debe ser la ambición del Atleti siempre y después porque el Espanyol es uno de los colistas y debemos aprovecharnos de su mal momento. El Viktoria Plzen es un rival de perfil bajo y debemos continuar con paso firme en la E.L. Y el partido frente al Málaga en el Calderón debe servir para aumentar las distancias con un rival por los puestos Champions de la Liga.

Falcao es baja

El futbolista colombiano no viajará a Barcelona por precaución. Las molestias en su abductor no han remitido y el Cholo ha preferido darle descanso. Además, Simeone ha decidido llevarse 20 jugadores, entre los que se encuentra los ya recuperados Courtois y Godín y el canterano Kader que parece ser más del gusto de Simeone que Silvio, que no viaja por decisión técnica.

La baja de Falcao no sólo pondrá a prueba la capacidad goleadora del resto de la plantilla  sino que servirá para ver si la ambición del equipo desaparece con el colombiano.

El rival

El Espanyol es el penúltimo clasificado de la Liga con un sólo punto conseguido en su campo frente al Athletic de Bilbao. A decir verdad, como bien dice el Cholo, es un equipo que posiblemente tenga menos puntos de los que merece, dado que ha realizado buenas actuaciones durante algunas fases de los partidos, como frente al Levante y al Athletic de Bilbao (2-0 en la primera parte) ambos en su campo, lo que da muestra de que es un equipo con potencial pero que tiene lagunas de concentración y juego.

Pochettino, que ya ha hecho oficial la convocatoria, recupera a Longo, sancionado en la última jornada e incluye la novedad de Colotto. En la convocatoria también está el ex-rojiblanco Simao, del que guardo muy buen recuerdo.

Antecedentes

Si echamos la vista atrás vemos que el Espanyol últimamente nos ha dado varios quebraderos de cabeza, de los últimos diez enfrentamientos sólo hemos ganado en tres ocasiones  frente a las cinco victorias blanquiazules y a los dos empates cosechados. De hecho el año pasado, tras un inicio vergonzoso, nos ganaron 4-2.  En el cómputo histórico de partidos en campo españolista el Atleti ha logrado 24 victorias, 11 empates y ha perdido un total de 36 veces.

¿Os acordaís?

27 de mayo del infausto año 2000.  Acabamos de descender a 2ª División. Hundidos como nunca los rojiblancos nos aferramos a la Copa del Rey como única alegría en una temporada para olvidar. Nos presentamos en la final ante el Espanyol tras eliminar al Barça en semifinales. Era posible, el equipo blanquiazul había acabado 14º en Liga y  a pesar de que en los duelos ligueros no habíamos podido ganarles (3-1 en el Lluis Companys y 1-1 en el Calderón) la ilusión nos hacía pensar que si que se podía. Al fin y al cabo éramos el Atleti y teníamos que ganar. El sueño duró dos minutos. Lo mismo que tardó Tamudo en reirse de Toni, ese portero. Lo demás es historia.

Anuncios

Ganamos pero…

No se que pensar. Una parte de mi dice, “este año sí, incluso los partidos raros los ganamos” en cambio otra, la más sensata, me dice, “este equipo sin chispa pierde muchos enteros”. Así que, a diferencia de gran parte de la afición rojiblanca, yo tengo ciertas dudas. Pero primero, hablemos del partido.

Victoria merecida y alivio arbitral

El Cholo dió descanso obligado a Courtois por molestias en la rodilla y a Koke, por las previstas rotaciones en el centro del campo. En su lugar entraron Asenjo, bastante inseguro, no tanto en sus acciones como en sus sensaciones, y Raúl García, que mejora como futbolista en esa posición más adelantada. Eso sí, cuando se le acaba la gasolina, es uno de los primeros en perder la intensidad que el Cholo les exige.

El equipo salió bien plantado, sin dominar pero sin conceder ocasiones y sin esa agresividad en ataque de otras veces. Hasta que llegó el gol bético. Sin merecerlo, en una jugada sin peligro se encontraron con un gol. Quizá Asenjo pudo hacer más. El caso es que a partir del gol el Atleti fue el Atleti del Cholo. Agresivo, el martillo pilón de todos los domingos, presiona, acosa, llega y dispara. Así empató Falcao y así merecimos llegar al descanso con ventaja. Pero no fue así ya que el Betis, en otra jugada sin mayor peligro se encontró con otro gol, de rebote esta vez.

A pesar de ir perdiendo las sensaciones  eran buenas. Casi todos estaban rindiendo a buen nivel salvo Juanfran, que aún no es el Juanfran que nos ganó el año pasado, y Asenjo que, como ya he dicho antes es, parece más inseguro que un adolescente entre las piernas de Halle Berry.

El Cholo quiere que su equipo sea una piña/Foto: Atlético de Madrid

Volvimos del vestuario con la misma actitud y así llegó el penalti, claro, y la expulsión, rigurosa, del defensor bético. Falcao lo tiró y, como suele ser normal en él, gol. Empate a dos. Pintaba bien. Tanto, que el Cholo que no quiere exponer a Falcao ni a un resfriado,  lo cambió  por Diego Costa. El brasileño, que es de los futbolistas más feos que recuerdo, en apariencia y en estilo de juego, está en estado de gracia. Fue salir y en la primera acción de estrategia gol suyo. 2-3 y media hora para sentenciar o para sufrir.

Desde luego no para lo primero, porque este Atleti no sabe cerrar los partidos. Y eso nos está costando nerviosismos y goles en contra. Ayer no pasamos grandes apuros, pero la sensación era que ansiábamos el final del encuentro. Sino pasamos grandes apuros fue porque el árbitro no vio un penalti de Filipe y ante la protesta del futbolista bético le expulsó. No sería justo decir que ganamos por el árbitro, pero si que es necesario reconocer que, al menos, privó al Betis del último achuchón. Con el Betis rendido el Atleti sentenció por medio de Raúl García en el descuento. 2-4. Tres puntos más, primera victoria fuera de casa y, para mí, las mismas dudas.

Buen inicio liguero

13 puntos de 15 posibles. El equipo no conoce la derrota desde el mes de abril, es el equipo  más goleador y Falcao es el  máximo artillero. Si, muy bien, pero esto es el comienzo. Y hay que mejorar. No puede ser que llevemos 7 goles en contra cuando nos legan muy pocas veces. El equipo, ejemplo de compromiso y esfuerzo, parece depender demasiado de Falcao en ataque y del físico en defensa. Si el primero sale del campo se pierde mordiente y ambición, mientras que si el cansancio y el esfuerzo físico hacen mella en los jugadores la tensión defensiva se pierde. El Cholo debe incidir en eso para no bajarnos de la nube en la que estamos y por historia merecemos.

Jornada 3, Betis-Atleti

Tras el lío que hubo con el aplazamiento del partido, este miércoles a las 21:00 se disputa el partido correspondiente a la tercera jornada de Liga contra el Betis. El equipo andaluz es un club al que por unas circunstancias (antisevillismo) o por otras (parásitos en la directiva) la afición del Atleti parece tenerle cariño. ¿En mi caso? Quizá en otro momento, el miércoles es nuestro rival.

El equipo verdiblanco llega en un buen momento de forma ya que cuenta sus últimos partidos por victorias, por la mínima eso sí, ante Valladolid y Español. Eso hace que sea otra prueba de nivel para este Atleti. Lo es porque el equipo del Cholo ha cumplido en casa, pero fuera no pasó del empate frente al Levante y es en ese aspecto donde se debe mejorar. Además, las últimas victorias en casa han dejado ciertas dudas acerca de la fiabilidad del equipo para mantener la intensidad durante los 90 minutos. Veremos como responde el equipo en el Benito Villamarín.

El Cholo que parece decidido a rotar haciendo que todos se sientan importantes sin que el equipo se resienta, introdujo a Tiago por Mario frente al Valladolid, veremos si contra el Betis sigue con esa política una vez confirmada la convocatoria de Falcao.

Rival directo

El Betis ahora mismo es un rival directo, tiene un punto menos que el Atleti, dado que su balance es de tres victorias y una derrota (en el Benito Villamarín, frente al Rayo) con un balance de ocho goles a favor y cinco en contra. El equipo andaluz, ha pesar de su estreno goleador en San Mamés, parece tener ciertos problemas de cara al gol a lo que hay que sumar que el goleador de la última jornada, Paulao, será baja el miercoles ya que esta lesionado. Además Pepe Mel parece no dar con la tecla a la hora de elegir un estilo de juego puesto que ha variado entre el 4-4-2 y el 4-3-3 en los últimos partidos.

Antecedentes

La importancia de ganar fuera y de cerrar los partidos se pone de manifiesto en nuestra historia reciente en el Benito Villamarín ya que fue allí donde el año pasado tras ir ganando 1-0 terminamos empatando, dejando escapar dos puntos que nos alejarían definitivamente de la Champions. Es por eso que Simeone debe inyectar a sus jugadores ese plus para lograr los tres puntos en un campo que en el siglo XXI hemos ganado cuatro veces, tres veces hemos empatado y dos hemos perdido, es decir, no es un campo fácil pero tampoco se nos da mal. Veremos esta vez.