Victoria sin brillo

La noche lluviosa, el ambiente (o la falta de él) en las gradas y el rival hacían  complicado motivarse para este partido. De hecho los jugadores tardaron 45 minutos en tomarse en serio el asunto. Ni siquiera aumentar el récord de victorias seguidas en Europa o el récord del Atleti de partidos seguidos sin perder parecían ser motivos por los que poner algo más de intensidad al choque. Al final, el motivo, intuyo, fue el Cholo. Imagino que en el descanso les diría que juegan defendiendo los colores del Atleti y que esos colores merecen, por lo menos, dejarse la piel en el campo.

Acelerón tras el descanso

Tras el descanso el Atleti salió con otra cara. No mucho mejor, ni para tirar cohetes, pero sí al menos para encerrar al rival y meterle una intensidad al balón que propició que las ocasiones se sucedieran. A los dos minutos de la reanudación Diego Costa marcó el primero, un gol muy suyo; sin demasiada estética pero efectivo. Tras el gol, el equipo portugués trató de llegar a la portería de Asenjo, muy bien durante todo el partido, y lo hizo mediante un par de disparos que el portero colchonero solventó sin demasiados problemas. Fue un espejismo. Ni eso. El Atleti siguió mandando y buscó aumentar la renta pero ni Diego Costa ni Adrián, parece haberse estancado en su mejoría, acertaron con la portería rival. Cierto es que el portero rival también realizó buenas paradas. Hasta que el Cholo metió al Cebolla. Con él en el campo las revoluciones suben y la sensación de que algo puede pasar es constante. Otra vez buscó la falta al borde del área. Hoy no estaba Falcao, pero estaba Emre que lanzó la falta y metió un auténtico golazo.

Celebración tras el gol de Emre/ Foto:Atlético de Madrid

Con ese gol parecía que al partido estaba cerrado y que incluso podía llegar algún gol más para el Atleti. No fue así y en una centro al área el Académica de Coimbra metió gol, el primero que le meten al Atleti en esta EL, y con él el agobio en los últimos minutos. Por suerte el agobio no pasó de ahí y el Atleti sumó su 16ª victoria seguida en Europa, su 21º partido seguido sin perder y su 11ª victoria seguida esta temporada.


Conclusiones

Pocas son las conclusiones que se pueden sacar de este tipo de partidos donde los suplentes copan el once inicial y el rival es de tan poca entidad, pero creo que se pueden ver varias cosas. Por un lado, la validez de Diego Costa, Koke, Emre y Cebolla como suplentes. Sus actuaciones no desmerecen a la de los teóricos titulares. También es reconocible el empeño del Cholo por recuperar a Adrián y, en su medida, de incorporar a Silvio a las rotaciones. Por contra, la defensa, a pesar de no pasar muchos apuros, no da muestras de seguridad y a veces pierden el sitio. En definitiva, la llamada segunda unidad del Atleti tiene efectivos válidos pero no se puede hablar en positivo del conjunto. El Cholo debe seguir trabajando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s