Sin principios no hay victoria

El Atleti olvidó ayer la máxima que le ha llevado a la situación magnifica situación de la que disfruta toda su afición. Ayer el Cholo pensó en la semifinal de Copa y se olvidó del partido en Bilbao. Se olvidó de sus principios, del “ir partido a partido” y el Athletic pasó por encima al extraño once que alineó el Cholo. El Athletic se vuelve a adelantar el la clasificación histórica de victorias en primera.

El once que saltó al césped de San Mamés era extraño sobretodo en el medio del campo. La pareja Tiago-Emre, hace cinco años hubiese sido una de las mejores parejas de mediocentros del mundo. Hoy en día no tienen pulmones para cubrir su parcela del campo y mucho menos para realizar ayudas. Tiago que estaba rindiendo a un buen nivel deja claro que es un buen escolta pero un mal jefe. No por calidad ni capacidad de mando, sino por físico. Sus marcajes visuales no son muy efectivos. Aunque más que las carreras de Emre persiguiendo a su marca. El turco intentaba presionar la salida del balón del Athletic, pero en realidad corría tras los jugadores vascos. Hasta que se le acabó la gasolina. Después ni eso. Emre y Tiago tienen físico para una hora, menos sin son ellos quienes tienen que realizar todo el trabajo.

Quienes tiene físico y ganas fueron los de siempre últimamente, Filipe y Diego Costa, ellos llevaron el poco peligro que creo el Atleti. Los brasileños están a un muy buen nivel pero ayer no encontraron cooperación en ninguno de sus compañeros. Diego Costa abroncó en varias ocasiones a sus compañeros.

Filipe Luis, uno de los mejores ayer, vio su quinta amarilla por lo que se perderá el duelo frente al Betis en el Calderón/Foto: Atlético de Madrid

Filipe Luis, uno de los mejores ayer, vio su quinta amarilla por lo que se perderá el duelo frente al Betis en el Calderón/Foto: Atlético de Madrid

A quien hay que dar un rapapolvo es a Arda. El turco desde que pensó que era mejor de lo que es no está rindiendo como  solía. Su presión, ese desgaste físico que realizaba antes de Navidad se deben haber quedado en el 2012. Ahora únicamente deja algún destello de calidad y alguna carrera para tratar de cubrir el expediente. Ayer, como en partidos anteriores, se le echó en falta.

La derrota, dolorosa por el abultado de resultado y por la imagen, no debe ser ningún drama. Los objetivos siguen intactos. Y todo sabemos, y lo sabíamos, que quedar por encima del tercer puesto iba a ser prácticamente un milagro.

El detalle

Espero que las televisiones, radios, diarios y cualquier medio de información que siempre que puede señalan y se rasgan las vestiduras con los cánticos del Calderón haga lo mismo con los cánticos proferidos ayer en San Mamés. Si en el Calderón era únicamente el Frente quien cantaba contra Gurpegui, los vascos, Puerta o cualquier otro. Ayer era una gran mayoría del público de San Mamés quienes gritaban “Ole, ole, ole, puto Simeone”, “Simeone hijo de puta” o “Españoles hijos de puta”. Alguno cuando mire su DNI se le caerá la cara de vergüenza al ver la de lindezas que ha soltado hacía su madre. En el caso de que tuvieran vergüenza que a veces se puede hasta dudar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s