La magia del Doblete

26 de abril de 1972. 26/04/1972, Veintiséis de abril de mil novecientos setenta y dos. Desde que esta mañana he visto una fecha de caducidad del 26/04 llevo todo el día acordándome de la dichosa fecha que me ha venido a la cabeza no sé muy bien porqué. Al principio he pensado en el cumpleaños de algún familiar o amigo, después en alguna fecha histórica hasta que, sin éxito, he renunciado a seguir dando vueltas a la fecha de marras. Así pues, he llegado a casa y, casualidades del destino, he visto que el otro día en Fiebre Maldini se recordó a mi uno de mis ídolos en la niñez, Kiko. ¿Sabéis que día nació el gaditano? Si, ese en el que estáis pensando, el 26 de abril de 1972, justo el mismo día que el Atleti cumplía 69 años. Curiosa coincidencia.

Kiko celebra un gol con su peculiar estilo, "el arquero"

Kiko celebra un gol con su peculiar estilo, “el arquero”

Kiko, conocido por algunos como “el arquero” por su característica e imitada forma de celebrar los goles fue uno de los pilares del Doblete. Su juego de espaldas a la portería y su capacidad de asociación con los puntas con los que formaba pareja fueron sus mejores virtudes. A su lado jugaron Penev, Esnáider, Vieri o Hasseilbaink. Todos reconocieron la capacidad de Kiko para habilitarles de cara al gol. Todos ellos lograron buenas cifras goleadoras al lado del gaditano.

Kiko, que nunca logró unos registros goleadores destacadas,  fue uno de los jugadores más importantes del Atleti durante años. Llegó en la temporada 93/94 procedente del Cádiz al que había salvado del descenso y tras dar a España el Oro olímpico. Desde su llegada fue creciendo dentro del equipo teniendo su máxima expresión sobre el campo en la temporada 96/97 en la que lograría 18 goles en total. A partir de entonces su situación se fue deteriorando fruto de las lesiones y de las continuas insinuaciones sobre su salida. Fuera como fuera Kiko permaneció en el Atleti tras el descenso durante el primer año en el infierno. Abandonó el club en la temporada 2001/02 con destino al Extremadura donde tras un año infructuoso se retiró a los 30 años.

Kiko sólo consiguió un hat-trick como jugador del Atleti, fue contra el Valladolid en la caótica 94/95

Encarnaba la Magia del Doblete. Vivió el mejor y el peor Atleti de la era Gil. Algunos soñábamos con ser como él y le imitábamos en el patio del colegio. Kiko quizá nunca sea una leyenda del Atleti pero su paso por el club será recordado. Algunos siempre identificaremos el dorsal 19 con él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s