Ridículo en Vallecas

El Atleti tiene un problema. Cuando se aleja del río Manzanares el equipo no consigue ganar sus compromisos. Pierde puntos y lo que es peor pierde sus señas de identidad. Así le ha sucedido en Vallecas donde estuvo desordenado, blando en defensa e impreciso en ataque. Nunca entró en el partido y el Rayo le pasó por encima.

El Cholo decidió dar descanso a Arda y Godin dando entrada en su lugar a Raúl García y el Cata Díaz. Simeone  debe dosificar los esfuerzos de sus jugadores si quiere luchar por los objetivos en las tres competiciones. La plantilla es más corta de lo que se pensaba y el rendimiento de algunos jugadores está lastrando la competitividad del equipo. Adrián no aportó nada en ataque. Mario Suárez estuvo desaparecido y Raúl García no encuentra su lugar en el campo. Ni es un segundo punta, ni es hombre de banda, ni es un organizador. Su juego gris y torpe es desesperante.

Si a las mencionadas rotaciones le sumamos la caraja con la que el Atlético de Madrid saltó al terreno de juego obtenemos un gol del Rayo a los dos minutos y una sucesión de ocasiones para los franjirrojos hasta que Leo Baptistao marcó el segundo gol rayista y el equipo de Paco Jémez levantó un poco el pie. Ni así el Atleti llegó con peligro a la portería contraria.

Once titular del Atleti frente al Rayo/Foto:Atlético de Madrid

Once titular del Atleti frente al Rayo/Foto:Atlético de Madrid

Tras el descanso Simeone dio entrada a Arda en lugar de Adrián pero el cambio no surtió el efecto deseado y el tiempo iba pasando. La entrada del Cebolla y de Óliver dieron un poco más de brío al ataque rojiblanco que en el último minuto del partido consiguió el 2-1 obra de Falcao.

La derrota evidencia unos síntomas que ya se venían observando desde comienzos de años. Este Atleti va muy justo de efectivos y eso le está pasando factura. En casa gana pero no con la holgura de hace meses y fuera de casa no logra ganar ni dar buena imagen. El Cholo debe recuperar a esos jugadores que no están rindiendo como deben y tiene que encontrar la tecla para que este equipo sea competitivo también lejos del Calderón. Si no lo logra lo que puede ser una muy buena temporada puede quedar en una temporada correcta. Los éxitos se deciden en estos cuatro meses de competición que quedan. El año pasado cuando se jugó con máxima intensidad jueves y domingo el equipo se resintió en Liga (frente a Mallorca, Betis o Real Sociedad) y eso le impidió jugar UCL. Confiemos en que el buen hacer del equipo hasta ahora no se vea eclipsado por una mala recta final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s