Con más cara de tontos

Mal. Muy mal. El campeón de la Europa League cae por demérito propio. Y de su entrenador. Cae por haber jugado el partido de ida sin la intensidad que requería. Cae por la estúpida acción de mandar al portero a rematar un corner en el último minuto de la ida. Cae por dejar a siete titulares en casa. Cae por esa mala costumbre del Cholo de no mover el banquillo cuando las cosas van mal. Cae con cierta justicia. Cae con algo de mala suerte. Cae y se nos queda cara de tontos.

El Atleti viajaba a Rusia con más fe que ganas. Sin siete titulares. Sin Gabi, Koke y Arda el centro del campo del Atleti es más previsible que una película porno y más plano que el sermón de un cura viejo. Y así pocas opciones había. Menos aún, quiero decir. A pesar de que Saúl está demostrando que es jugador para el primer equipo. A pesar de los intentos de Raúl García y el Cebolla. A pesar de que Adrián sigue amagando con su vuelta y realizó un buen partido. A pesar de todo no podemos obviar la mayor; Simeone está haciendo un muy buen trabajo con una plantilla corta de efectivos y calidad. Casi un milagro. Quizá por eso duela más esta derrota. Da la sensación de que se pudo pasar a poco más que se hubiese apretado.

Y eso que el Rubin Kazan es de ese tipo de equipos aseados que te la lían a la mínima. Como así ha sido. Un gol tempranero en la ida y la capacidad y el oficio de aguantar hasta que se le presentó la ocasión. La tuvo y no la desperdició. Al contrario que el Atlético de Madrid que ha tenido ocasiones en la ida y en la vuelta para haberse clasificado y no las ha sabido aprovechar.

El partido que tuvo cierta tensión en la primera parte fue decayendo en la segunda al no llegar el gol rojiblanco. El partido que pedía la entrada de jugadores de refresco y de ataque fue muriendo poco a poco ante la desidia del Cholo que no realizó ningún cambio. Algo que ya es demasiado habitual. Y sintomático.

Falcao lamenta una ocasión durante el encuentro/Foto Atlético de Madrid

Falcao lamenta una ocasión durante el encuentro/Foto Atlético de Madrid

El gol de Falcao llegó tarde, en el minuto 84, tras una gran acción de Adrián que fue el jugador que más peligro llevó del Atleti en todo el partido. Fue el único que trató de jugar el balón por el suelo y que tuvo cierto criterio a la hora de jugarlo. El gol del colombiano es su gol número 31 en la Europa League, siendo el segundo máximo goleador por detrás de Henrik Larsson.

Tras el gol, el partido murió ya que el Atleti no consiguió volver a inquietar la portería del Rubin a pesar de que Cesar Navas fue expulsado justamente por una sucia entrada sobre Falcao. Así pues el Atleti queda eliminado de su competición. Una competición que menospreció desde la fase de grupos y que abandona por la puerta de atrás tras una actuación mediocre, digna en algunos momentos, pero mediocre en el computo global. Toda una lección. La prepotencia y el menosprecio hacía las competiciones, mejor para otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s