A garra nadie le gana

Esta crónica podría empezar y terminar con tres palabras que forman dos nombres. Diego Costa  Courtois. Ellos ahora mismo son los pilares que sujetan a un Atleti que está teniendo un pequeño bache. Ese bache ha generado ciertas críticas en un público que empieza a entender que la grandeza del Atleti también tiene que ver con el nivel de exigencia de su afición. Ya sólo falta que enfoquen las críticas hacía el punto exacto de donde surgen la mayoría de los problemas del club. Mientras eso pasa, y va para largo, lo mejor es que el Cholismo siga marcando el compás deportivo del equipo. Con él, el Atlético de Madrid vuelve a ser un rival al que respetar e incluso, temer.

El partido frente a Osasuna fue fiel al guión esperado. Un partido trabado con mucho mediocampismo y muy peleado. Si lo fue algo menos de los esperado es por la relajación con la que salió el Atleti en los primeros minutos. Sin capacidad para robar el balón e incomodar a Osasuna el equipo colchonero vio como los navarros llegaban por las bandas y ponían en peligro la portería de Courtois. El belga sostiene al equipo en defensa parando las pocas ocasiones que le crean. Su buena temporada le está acercando al trofeo Zamora.

Courtois posa con su camiseta en el museo del Atleti/Foto:Atlético de Madrid

Courtois posa con su camiseta en el museo del Atleti/Foto:Atlético de Madrid

Si el arquero mantuvo el marcado a cero durante esa primera fase del partido en la que el Atleti no estuvo fino, Diego Costa se encargó de romperlo en la primera ocasión clara que tuvo. Un robo de balón de Arda para la carrera de Koke que dio una asistencia milimétrica para que el brasileño, a la segunda, desnivelase el marcador. Tras el gol el Atleti recuperó las constantes vitales y plantó cara a un Osasuna que buscaba empatar el encuentro con la fe que le caracteriza.

Tras el descanso Diego Costa volvió a aparecer. Fue él quien recibió la falta y fue la remató. Las jugadas a balón parado del Atleti le están dando buen resultado. Gran parte del mismo es gracias a Koke. El canterano está creciendo muchísimo esta temporada y es, junto a Arda y Tiago, uno de los pocos jugadores de la plantilla con criterio para tocar el balón.

Mario y Diego Costa celebran el segundo gol rojiblanco/Foto:Atlético de Madrid

Mario y Diego Costa celebran el segundo gol rojiblanco/Foto:Atlético de Madrid

El segundo gol de Atleti noqueó al Osasuna que se perdió el domino del partido que paso a manos del conjunto madrileño. Ese dominio no se tradujo en ocasiones claras de gol, salvo en la que se lesionó Diego Costa. El delantero pecó de egoista y resolvió sin acierto una jugada en la que tenía más opciones de gol Falcao. El colombiano, por cierto, está un tanto ansioso y echa de menos que el centro le campo le facilite más balones en buenas condiciones.

Tras el cambio por lesión de Diego Costa el Atleti bajó los brazos ofensivamente hablando y se dedicó a defender los escasos ataques navarros. Con el 0-2 el Atleti sigue tercero a un punto del Madrid y trece por encima del cuarto clasificado. El objetivo de la Champions cada vez más cerca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s