Un empate y una jornada menos

Volvía el Atleti tras el parón y lo hacía ante un rival duro con el objetivo de ganar, recuperar la segunda plaza gracias al empate del Madrid y lograr la victoria número 50 de Simeone como entrenador del Atleti.  El empate final deja todo ello para mejor ocasión.

Comenzó el partido como hacía tiempo que no lo hacía el Atleti: con una caraja encima que propició varios errores defensivos que fueron aprovechados por el Valencia para marcar. Tras el gol y la sintomatología mostrada en esos primeros cinco minutos el aficionado rojiblanco se temía lo peor. Mejor dicho, se lo hubiese temido si hubiese tenido tiempo para ello. Apenas un minuto después Arda puso un centro a Falcao que de primeras empató. Minuto seis de partido y vuelta a empezar. El Valencia dominaba y el Atleti sufría. Para añadir más drama a la situación rojiblanca Joao Pereira lesionó a Arda Turan. El turco es el jugador de más calidad de la plantilla y sin él el Atleti se queda a oscuras.

La oscuridad se hizo absoluta cuando Simeone decidió que Raúl García era el mejor candidato para suplir al turco. Error. El navarro ni la toca ni corre, justo lo que necesitaba el equipo. Un jugador capaz de controlar el tempo del partido o uno con velocidad para jugar a la contra. Sus goles de principio de temporada cada vez quedan más lejos y sus últimas actuaciones no respaldan la confianza del Cholo en él. Simeone, que no hizo más cambios, dijo tras el partido que no veía soluciones en los cambios. Parece ser que el argentino ya no confía tanto en el Cebolla ni, sobre todo, en Adrián.

Diego Costa en un lance del encuentro/Foto: Atlético de Madrid

Diego Costa en un lance del encuentro frente al Valencia /Foto: Atlético de Madrid

Si la primera parte fue del Valencia en la segunda el Atleti mejoró su imagen a base de testiculina. Diego Costa se peleaba en ataque, Gabi estaba por todo el campo y Filipe era el jugador más incisivo por la banda. El equipo colchonero llevaba peligro sobre la meta valencianista aunque ninguna de mucha claridad. A esa falta de claridad ayudó la desidia del arbitro que se comió una expulsión a Ricardo Costa y un penalti por mano de Jonas en un corner. El árbitro penalizó hoy al Atleti pero no debe servir de excusa.

El Atleti ahora mismo no es el equipo de principio de temporada que resolvía su partidos por intensidad y presión. El nivel físico ha bajado un peldaño y el nivel de juego está muy lejos del que era. Toca recuperarlo si queremos acabar la temporada con alguna alegría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s