Decepción y otra jornada menos

Algo falla cuando se van descontando los partidos hasta el final de la Liga. El Atleti de principio de temporada se ha ido diluyendo hasta llegar a ser un muy buen equipo en defensa. El problema de este equipo es doble. Por un lado la falta de creación aboca al conjunto a ser muy plano y previsible. Esto en la primera vuelta se solventaba con la efectividad de cara al gol pero ahora el gol no llega. Y esa ausencia de gol es el segundo gran problema de este equipo hoy por hoy. Con Falcao lejos de su mejor forma, los demás no dan ese paso al frente para suplir esa carencia. Y sin gol no se pueden ganar los partidos. Al menos, gracias a la defensa, se empatan. Un empate frente al Getafe que, sinceramente, no deja de ser una decepción.

Decepción la de Adrián. El asturiano cada vez deja más claro que e año pasado fue un oasis de brillantez dentro de su carrera. Su aportación hoy se reduce a un par de detalles. Detalles que no justifican su titularidad ni si quiera su convocatoria. Decepción la de Mario Suárez. El mediocentro sigue en un estado de forma un tanto gris. Cuando parece que sus actuaciones ya no desentonaban con las del resto de sus compañeros decide cortar una jugada en el medio del campo con la mano. Algo que teniendo una amarilla demuestra cierta falta de concentración. Falta de concentración extensible al resto del equipo. La defensa otrora hermética lleva varios encuentros mostrando falta de contundencia y concentración. ¿Acaso se están relajando?

Falcao volvió a tener un partido gris. El Atleti necesita de sus goles/Foto:Atlético de Madrid

Falcao volvió a tener un partido gris. El Atleti necesita de sus goles/Foto:Atlético de Madrid

Parece poco probable que Simeone esté permitiendo que el equipo se relaje pero cabe preguntarse si está haciendo lo suficiente para reactivarlo. El caso es que el equipo está a tres puntos del segundo y tiene un colchón de once puntos sobre el cuarto a falta de veinticuatro por disputarse. Parece que no existe motivación por ser segundos pero ojo con relajarse, que la Real Sociedad está lanzada y podría llegar a amenazar ese tercer puesto. Y con ello el futuro del proyecto deportivo. 

Lo cierto es que la desconexión que presenta el equipo se hace más evidente por detalles que a la postre determinan el resultado. Los goles que en la primera vuelta entraban últimamente no lo hacen lo que provoca los malos resultados y la ansiedad de los jugadores. Falcao falla ocasiones clamorosas. Diego Costa ha perdido el brillo de hace un mes. Y sin ellos el ataque del Atlético de Madrid es inexistente.

La buena noticia es la participación de Óliver. Disputó media hora de partido y dejó destellos. Se espera mucho del chaval y visto lo visto, merece más oportunidades. Otro que pide más minutos es el Cebolla. Llevaba unos partidos sin rendir pero hoy salió y aportó lo que tiene, fuerza y explosividad. Sin duda quiere recuperar su rol de jugador número doce. Será necesario.

Esperemos que el próximo fin de semana, día del Niño en el Calderón, frente al Granada, el balón entre y se brinde un buen día a los aficionados más jóvenes. Y de paso rompan esta racha antes de encarar el Everest. Si no lo hacen habrá que preocuparse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s