Volver y ganar

Volvía la Champions al Calderón después de demasiado tiempo. Mucho se había hablado de la ilusión por volver a escuchar la banda sonora de la competición, de la falta de experiencia de los jugadores del Atleti en esta competición o de que era el debut del Cholo en ella, pero todo eso quedó en un segundísimo plano tras el pitido inicial. Tras él, el conjunto colchonero demostró que su plan, aún con fisuras, también funciona en Europa.

Salió el Atlético de Madrid con la única novedad de Adrián que sustituía al sancionado Diego Costa. Tratar de suplir al brasileño hoy por hoy no es nada fácil, pero lo cierto es que el partido del asturiano invita al optimismo. Aún sin confianza, o sin la confianza necesaria para que su juego luzca, el delantero realizó un buen partido. A decir verdad casi todos los jugadores del equipo hicieron un buen partido. Y esa es la fortaleza de este equipo, el bloque. Pocos desentonan, unos auxilian a los otros y los de siempre brillan. A Koke, Arda y Courtois se les unió Mario Suárez que realizó un muy buen partido en el mediocampo. Algo cada vez más habitual por otro lado.

Arda celebra el gol que permitía al Atleti coger aire./Foto:As.com

Arda celebra el gol que permitía al Atleti coger aire./Foto:As.com

Tras unos primeros minutos bastante planos, el Atleti cogió las riendas del partido y cercó la portería del Zenit. En una de esas jugadas de asedio Koke centró para que Miranda emulase su gol en la final de la Copa. Tras él, Godín o el propio canterano pudieron aumentar la cuenta, pero su punto de mira no estaba ajustado. Con la llegada del descanso Spalletti se planteó la estrategia de su Zenit y su equipo comenzó a hacer un fútbol más ofensivo. Esto unido a que el Atleti se tomó media hora de descanso en vez del cuarto de hora habitual permitieron que los rusos empatasen mediante esa fuerza de la naturaleza llamada Hulk. Incluso estrellaron un balón al larguero que hizo que el miedo a perder apareciese en los ojos de algún aficionado colchonero. Fue en ese momento cuando el Atlético demostró que está hecho de otra pasta. Sin tanta calidad como otros, pero con mucha disciplina y mucha fe en si mismo, así es el Atleti del Cholo. Y así llegó el 2-1, un buen centro al área de Koke (otro más) fue rechazado por el portero del Zenit, el balón cayó a los pies de Miranda que no acertó a marcar, tampoco lo hizo Arda en un primer intento, pero el turco lleno de fe y bemoles se tiró a por el balón que era despejado por un defensa con tan buena suerte que le golpeó y marcó. La buena suerte existe, pero hay que generársela. Y este Atleti la busca con ahínco.

Con el gol del turco el Zenit bajó los brazo y el Atleti aprovechó para terminar de adueñarse del partido y de los tres puntos. El gol de Leo Baptistao nada más salir al campo certificó la primera victoria del equipo en esta Champions. El Atleti ha vuelto. Y ha vuelto ganando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s