Do Dragao también sucumbe al Atleti

El Atlético de Madrid está decidido a acabar con las estadísticas negativas que le rodean. ¿Qué no ganaba en el Bernabeu desde el siglo pasado? Pues va y gana. ¿Qué nunca ha marcado en el feudo del Oporto y que éste lleva ni se sabe cuanto tiempo sin perder en casa? Ok, pero el Atleti va y gana. Como si de una maquina se tratase este equipo no entiende de dificultades ni estadísticas. Aunque las supere.

Arda Turan celebra con sus compañeros el gol de la victoria/Foto:Atlético de Madri

Arda Turan celebra con sus compañeros el gol de la victoria/Foto:Atlético de Madri

Y es que en la primera parte el Oporto obligó a que el Atleti hiciera la peor primera parte de lo que llevamos de temporada. Salió sin la fe de otras veces y sin la intensidad que le permite estar en todos los lados. Quizá influyesen los cambios obligados en el once, el cansancio del derbi y que el Cholo decidiese que Koke tenía que descansar. Sea como fuere el conjunto portugués acorraló a los colchoneros ayudado por la pobre imagen de la defensa rojiblanca que por momentos pareció volver a la época de Manzano. El gol lusitano era cuestión de tiempo y finalmente llegó en una jugada de estrategia. Tras él, los jugadores del Atleti dieron un paso adelante favorecidos por la relajación del Oporto. Tiago corto de físico, pero sobrado de experiencia estuvo presente en los mejores momentos del Atleti en la primera parte. Arda y Filipe intentaron combinar, pero les faltaban sus socios habituales. Si a Koke le suplía con menos futbol pero tanto o más carácter Raúl García, a Diego Costa le sustituia Leo Baptistao con tantas ganas pero menos confianza. Para que lo entiendan, Diego Costa hoy es Brad Pitt y Baptistao no pasa de ser Mario Casas. Pero ojo, el ex del Rayo no era el mayor problema en ataque. El problema es que Villa no está y eso empieza a ser algo habitual. 

Con el 1-0 se llegó al descanso donde Simeone tomó cartas en el asunto, dio entrada al Cebolla y cambió el esquema de juego, dando más libertad a Arda. Si el cambio no terminó de arrancar la maquinaria rojiblanca sí lo hizo la estrategia. Gabi saca una falta al centro del área y Godín remata a la red. Empate. Lejos de conformarse el Atleti dio otro pasito más hacía delante favorecido por las dudas de un Oporto que sólo inquietó la portería de Courtois en la segunda parte en un lanzamiento de falta. Koke entró en lugar de Baptistao y Raúl García pasó a ser el delantero. Habrá quien aún dude de la categoría como técnico del Cholo, pero sus credenciales mejoran partido a partido. El cambio permitió al Atleti juntar a más toque en el medio y sin perder capacidad goleadora. Tanto es así que Arda apareció para filtrar un pase a Raúl García dentro del área que este no acertó a rematar en condiciones y a causa de un mal gesto se lesionó. Otro contratiempo al que debía sobreponerse el conjunto colchonero. Óliver entro en lugar de Raúl García y el Atleti ponía sobre el campo a sus jugadores de más calidad técnica. Si a esa calidad le sumas el laboratorio cholista el resultado es el gol de la victoria. Una falta en las inmediaciones del área sacada por Gabi rasa para Arda (en fuera de juego justísimo) quien tras acomodarse ligeramente la pelota fusiló a Helton para marcar el gol de la victoria. El Ardaturanismo empieza a acumular víctimas en la Champions. Van dos que permiten al Atlético acumular  seis puntos en su casillero y acercar la siguiente ronda. Simeone ha conseguido que este equipo se sobreponga a los contratiempos con toda naturalidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s