Ganar como forma de vida

Nada se jugaba el Atleti salvo el premio económico de la UEFA por ganar, batir otro récord del club y contribuir a eliminar al Oporto y así devolver viejas afrentas. Aún así se lo tomo como manda el Cholismo, es decir, como si fuese el último partido de sus vidas. Por muchas rotaciones (Aranzubía, Manquillo, Alderweireld, Insúa, Óliver, Adrián y Raúl García fueron titulares) que haga la intensidad no disminuye.

El Oporto, sabedor de que debía ganar para aferrarse a las pocas opciones de pasar a octavos que tenía, presento batalla: hasta cuatro disparos envío a los palos y erró un penalti con 1-0 en el marcador. Pronto se hizo patente que la suerte no estaba de parte de los portugueses. Una diosa, la de la divina fortuna, que ha tocado con su varita a Raúl García recompensando así su sufrido y silencioso trabajo pasado. El navarro, que se ha desecho del disfraz de centrocampista, se sacó un zapatazo casi sin ángulo que termino en gol con la inestimable ayuda de Helton, el portero del Oporto. Con el 1-0 en el marcador Aranzubía, que debutaba en Champions con el Atleti, hizo un penalti inexplicable en una jugada tan peligrosa como el beso de una madre. En otro tiempo tal calamidad hubiese condenado al portero, pero la magia que rodea al equipo quiso que adivinase la dirección del balón y despejase el penalti. Inercia lo llaman.

Diego Costa celebra su gol./Foto:Atlético de Madrid

Diego Costa celebra su gol./Foto:Atlético de Madrid

Minutos después del penalti Diego Costa, en una de sus cabalgadas, se plantó sólo delante de Helton pero no acertó a batirle. Diego, que es hombre de buen corazón avisó al cancerbero del Oporto, “una fallo, dos no” parece que le dijo en un diálogo a distancia que mantuvieron tras la ocasión. Y no le engañó. Después de una de las muchas ocasiones que tuvo el Oporto en la primera parte el balón le llegó a Óliver que puso un fenomenal balón a Diego Costa que tras prolongar con la cabeza para quitarse del medio al portero rival remató a portería vacía marcando el 2-0.  El resultado ya no se movería a pesar de que el Atlético de Madrid dispuso de alguna oportunidad más y de que el Oporto se pasó la segunda parte acechando la portería colchonera sin éxito.

La victoria permite al Atleti lograr su récord histórico de puntos en una liguilla de la Champions, sumar otro millón más a las ganancias de la Champions y continuar sumando partidos invicto en el Calderón que ya es un fortín gracias a que Simeone ha enseñado una nueva forma de vida a los suyos. La de ganar.

Anuncios

Un pensamiento en “Ganar como forma de vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s