Este Atleti también sabe sufrir

El Atleti ganó y despidió el año con una sonrisa. Ser líder o no, depende del Barça, pero es totalmente secundario. Lo importante era ganar y se hizo. Aunque con más sufrimiento del que se antojaba en la previa, pero que sin duda servirá para reafirmar el discurso del Cholo de no pensar más allá del siguiente partido y para evitar que la euforia crezca entre la afición.

El Atlético de Madrid llegó tarde al encuentro, veinte minutos para ser exactos, y se encontró con que ya perdía por uno a cero. Y gracias. La caraja inicial del equipo la aprovechó el Levante para anotar un tanto al minuto de juego y para tener varias oportunidades de ampliar el marcador. Si no lo hizo fue por Courtois. Este Atleti no tiene megacracks, pero sí tiene calidad. Y mucha. Si el portero belga evitó una debacle en los primero minutos, Godín y, sobre todo, Juanfran, activaron al resto del equipo que durante algunos momentos pareció demasiado ansioso por empatar. Con el paso de los minutos el Atleti fue haciéndose con el control del encuentro y encerrando al Levante en su área. El gol rojiblanco era cuestión de tiempo. Godín agarró un balón en su campo y se lanzó al ataque, acompañó la jugada y acabó rematando a gol un centro de Juanfran. El empate parecía que espolearía aún más al Atleti y acabaría con la resistencia levantina, pero no fue así. Ayer el conjunto colchonero no tenía la intensidad de otras ocasiones. Quizá por el cansancio o quizá porque varios jugadores no estaban al nivel esperado. Miranda, muy fallón e inseguro, Koke desaparecido y Villa, sin chispa, mermaban la labor que realizaban el resto de sus compañeros. Así se llegó al descanso.

A la vuelta del mismo apareció Diego Costa. El delantero empalmó con la izquierda un centro de Gabi al segundo palo para anotar el 2-1. El delantero hispanobrasileño siempre aparece en el Calderón. Vaya temporadón esta haciendo. La ambición del Atleti le empujó a quedarse viviendo en campo contrario. Y lo pagó. No se puedo decir que pecó de exceso de ambición, pero sí se puede pensar que viendo el rendimiento de algún jugador no era el día para grandes esfuerzos. Así, a la salida de un corner, Koke, presionado por un jugador granota, se entretuvo en exceso y no acertó a pasar el balón a  Filipe, que era el último defensor colchonero. Esa situación la aprovechó el jugador rival para cazar el balón y lanzarse contra la portería de Courtois sin demasiada oposición gracias a la mala defensa de Filipe Luis. El lateral atacó un balón cuando tenía que haber reculado y encima entró blando. Era el día de las pifias en defensa. El regalito fue aprovechado por el jugador del Levante para plantarse ante Courtois y batirle justó cuando Juanfran parecía que llegaba para tapar su disparo.

Diego Godín celebró con rabia su gol./Foto:Atlético de Madrid

Diego Godín celebró con rabia su gol./Foto:Atlético de Madrid

Tras el empate, vuelta a empezar. El Atleti tenía media hora por delante para volver a adelantarse en el marcador. Con más fe y pundonor que calidad, el equipo de Simeone se fue acercando a la portería rival. Así, un centro lateral buscando la cabeza de Raúl García, que había entrado por Villa, acabó en el vértice del área donde apareció como un avión Juanfran, que se llevó el balón, pero que fue obstaculizado por un defensor levantinista. Penalti. Tras su fallo en la jornada pasada, Diego Costa generaba alguna duda en la parroquia rojiblanca. El ariete no entiende de dudas. Disparó a la izquierda del portero, que rozó el balón, pero no evitó que entrase. El decimonoveno gol de Diego Costa adelantaba de nuevo al Atleti, que ahora sí se echó atrás. De los errores se aprende.

Los últimos minutos estuvieron reinados por los nervios y la tensión. Filipe fue agredido (supuestamente) por un jugador levantinista que fue expulsado. Diego Costa pudo acabar con los nervios su hubiese acertado a marcar tras un buen pase de Adrián. No. Ayer tocaba sufrir y así, sufriendo, se llegó al final. El Atleti ganó y sigue con su racha. 46 puntos en 17 jornadas. Líder o colíder da igual, quedan 21 jornadas para que eso tenga verdadera importancia. Entonces veremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s