Ser del Atleti mola

Recuerdo que en mi infancia era el único del Atlético de Madrid en el colegio. Hasta bachillerato nunca tuve un compañero colchonero. En la universidad fuimos algunos más, pero siempre en inferioridad. Nunca me ha importado demasiado, aunque a veces, de niño, cuando el equipo perdía (demasiadas por obra y gracia del Gilismo), se echaba de menos un compañero que batallase hombro con hombro esas “peleas” de patio de colegio. ¿Por qué recuerdo esto? Fácil, hoy un niño de mi pueblo me ha confesado que es del Atleti “para que no se metan conmigo”. Al decirme eso he pensado que sería de cualquier equipo salvo Barça o Madrid. Para mi sorpresa me ha dicho que él en el fondo es del Barça, pero que sus amigos son todos del Madrid o del Atleti y si les dice que es del Barça se meten con él. ¿Y por que no del Madrid? “Porque el Atleti mola más”. Como ha cambiado el cuento.

Pancarta del FA./Foto:Atlético de Madrid

Pancarta del FA./Foto:Atlético de Madrid

Más allá de la “maldad infantil” que es capaz de hacer pasar un mal rato a un niño por ser fan del líder de La Liga, he pensado en la suerte que tienen los niños del Atleti de vivir el Cholismo. Y los mayores, claro. Mientras que unos crecimos con Kosecki, gritamos con el gol de Pantic en La Romareda, soñamos con una Champions que se desvaneció en una maldita prórroga y lloramos como Hasselbaink sobre el césped del Tartiere. Otros, los niños de ahora, han crecido con el gol de Simao al Recre, el de Forlán al Liverpool o los de Falcao al Athletic. Se han sentido orgullosos de ser colchoneros aún habiendo perdido una final de Copa, han podido levantar un cojín subidos en el sofá emulando a Antonio López o Gabi. Mientras que para los niños de los 90 Miranda era una ciudad burgalesa, para los que hoy son niños rojiblancos Miranda es alegría. Mejor dicho, A-LE-GRÍA.

Esos niños que no han vivido la plomiza rutina de la derrota, que no han visto desvanecerse un proyecto de cartón piedra tras otro en el mes de octubre, esos niños son felices gracias a las rayas rojas y blancas. Y los que no las sienten, se las ponen. Por conveniencia, por envidia o simplemente por saber que se siente cuando se forma parte de algo tan bonito. Y es que hoy por hoy, los niños quieren ser del Atleti. Porque mola.

Anuncios

3 pensamientos en “Ser del Atleti mola

    • Efectivamente, el líder el es el Barça. Quizá lo haya explicado mal. El niño dice que es del Atleti porque si dice la verdad, que es del Barça, se meten con él. De ahí que diga “Más allá de la “maldad infantil” que es capaz de hacer pasar un mal rato a un niño por ser fan del líder de La Liga”.

      Un saludo

  1. Jajaja, qué buenos recuerdos. A mi me pasaba lo mismo, en mi clase éramos 2 o 3 del Atleti, pero tuvimos suerte porque nos tocó algún profesor colchonero.

    La verdad es que es bonito ver a la gente con la camiseta del Atleti por la calle otra vez, esperemos que dure mucho esto.

    Un saludo desde Paseo Melancólicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s