El Atleti vence en el Villamarín

Debía el Atlético de Madrid vencer en el Benito Villamarín si quería seguir metido de lleno en la lucha por la Liga y presionar a sus rivales que se enfrentaban horas después. Lo logró, venció y encima gracias al resultado del Clásico, el Atleti es líder.

El partido parecía fácil: ante el colista plagado de bajas y que acababa de recibir un mazazo terrible en forma de eliminación europea a manos de su máximo rival. En este caso, como en tantos otros, las apariencias engañaban. El Betis plantó cara a los colchoneros hasta que se quedó con uno menos y encajó el primer gol, pero eso fue en la segunda parte. En la primera mitad los verdiblancos tuvieron tanta intensidad como los del Cholo que sólo a través de jugadas aisladas, balones en largo y la magia de Arda pudieron acercarse a la portería rival. Para mas inri, en una de las pocas ocasiones que los rojiblancos dispararon a puerta el colegiado anuló mal un gol legal de Diego Costa.  A pesar de que el Atleti apretaba, el equipo local se defendía bien y cuando se vio acorralado supo cortar el ritmo de juego a través de faltas e interrupciones que facilitaron la llegada del descanso.

Con sólo cuarenta y cinco minutos por delante los de Simeone decidieron apretar más al rival, pero antes se llevaron un susto. Juan Carlos lazó un perfecto desmarque para que Molina le asistiera y sólo ante Courtois disparó cruzado. El balón dio en el palo y el corazón rojiblanco volvió a latir. Avisado como estaba, el Atleti se apretó los machos y se dispuso a asediar la portería rival hasta que lograse el gol. La expulsión de Braian Rodríguez facilitó un asedio que no fue necesario ya que Gabi recibió un pase cerca del borde del área y lanzó un disparo seco que se alejaba del portero según se acercaba a la red. El gol terminó de apagar al Betis.

Tras el tanto el técnico colchonero dio entrada a Diego por Raúl García, irrelevante durante todo el partido, y a los pocos minutos llegó el segundo tanto. El de la tranquilidad. Un mal despeje le llega a Koke que, de cabeza, asiste a Diego Costa que no perdona. El canterano asiste y el hispano brasileño golea. Menuda sociedad.

El segundo tanto sació a los colchoneros  que dejaron pasar los minutos sin castigar más la ya de por sí mermada confianza bética. La media hora que restaba para el final del encuentro fue aprovechada por Simeone para dar descanso a Arda y Koke y dar minutos a Villa y Sosa. Así, con la tranquilidad del trabajo bien hecho el Atleti se fue de Sevilla con las aspiraciones intactas y llegó a Madrid con el liderato bajo el brazo por la derrota madridista en el Clásico. Faltan nueve jornadas y el Atleti es líder. Nueve finales para alcanzar un sueño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s