El Atleti vence en el Villamarín

Debía el Atlético de Madrid vencer en el Benito Villamarín si quería seguir metido de lleno en la lucha por la Liga y presionar a sus rivales que se enfrentaban horas después. Lo logró, venció y encima gracias al resultado del Clásico, el Atleti es líder.

El partido parecía fácil: ante el colista plagado de bajas y que acababa de recibir un mazazo terrible en forma de eliminación europea a manos de su máximo rival. En este caso, como en tantos otros, las apariencias engañaban. El Betis plantó cara a los colchoneros hasta que se quedó con uno menos y encajó el primer gol, pero eso fue en la segunda parte. En la primera mitad los verdiblancos tuvieron tanta intensidad como los del Cholo que sólo a través de jugadas aisladas, balones en largo y la magia de Arda pudieron acercarse a la portería rival. Para mas inri, en una de las pocas ocasiones que los rojiblancos dispararon a puerta el colegiado anuló mal un gol legal de Diego Costa.  A pesar de que el Atleti apretaba, el equipo local se defendía bien y cuando se vio acorralado supo cortar el ritmo de juego a través de faltas e interrupciones que facilitaron la llegada del descanso.

Con sólo cuarenta y cinco minutos por delante los de Simeone decidieron apretar más al rival, pero antes se llevaron un susto. Juan Carlos lazó un perfecto desmarque para que Molina le asistiera y sólo ante Courtois disparó cruzado. El balón dio en el palo y el corazón rojiblanco volvió a latir. Avisado como estaba, el Atleti se apretó los machos y se dispuso a asediar la portería rival hasta que lograse el gol. La expulsión de Braian Rodríguez facilitó un asedio que no fue necesario ya que Gabi recibió un pase cerca del borde del área y lanzó un disparo seco que se alejaba del portero según se acercaba a la red. El gol terminó de apagar al Betis.

Tras el tanto el técnico colchonero dio entrada a Diego por Raúl García, irrelevante durante todo el partido, y a los pocos minutos llegó el segundo tanto. El de la tranquilidad. Un mal despeje le llega a Koke que, de cabeza, asiste a Diego Costa que no perdona. El canterano asiste y el hispano brasileño golea. Menuda sociedad.

El segundo tanto sació a los colchoneros  que dejaron pasar los minutos sin castigar más la ya de por sí mermada confianza bética. La media hora que restaba para el final del encuentro fue aprovechada por Simeone para dar descanso a Arda y Koke y dar minutos a Villa y Sosa. Así, con la tranquilidad del trabajo bien hecho el Atleti se fue de Sevilla con las aspiraciones intactas y llegó a Madrid con el liderato bajo el brazo por la derrota madridista en el Clásico. Faltan nueve jornadas y el Atleti es líder. Nueve finales para alcanzar un sueño.

Anuncios

En cuartos, el Barça

Se celebró el sorteo de los cuartos de final de la Champions League y no fue demasiado amable con el Atleti. El rival será el Barça. Mal enemigo, el menos deseado por la afición colchonera, pero a estas alturas y en esta competición no se pueden esperar facilidades. 

En la web del Atleti, los usuarios dieron sus preferencia. El Barça, con un 2,4% de los votos, el menos deseado

No hace falta presentar al Barça. Un club que dicen que está en crisis, pero que sigue optando a los tres títulos en juego para sumarlos a la Supercopa de España que ganaron el pasado agosto al propio Atlético de Madrid. Benditas crisis. Aún así los colchoneros no le querían enfrente. Por algo será. Para mí era uno de los tres peores equipos posibles a los que medirse en cuartos.. Entre los siete posibles rivales solo Bayern y Real Madrid me parecen más complicados que los barcelonistas. A nuvel deportivo el Barcelona lleva una década dominando el futbol español y el europeo, algo que sin duda da muestra de su potencial. Además, al jugar contra otro equipo español se pierde parte de la magia de las noches europeas, se viste de cotidianidad algo que no lo es y se deja de lado el romanticismo de un desplazamiento en masa de la afición colchonera a otro país. Sinceramente, no me gusta. 

Ahora solo queda confiar en que Simeone y los suyos logren doblegar al Barça y consigan estar presentes en una semifinal que seguro, que también será durísima. Esto es la Champions. La ida se disputará en el Camp Nou el 1 de abril y la vuelta se jugará en el Vicente Calderón el 9 del mismo mes.

Courtois y las quinielas de quince

Mi memoria futbolística recuerda a Abel y Diego, pero no es hasta algo después, con Molina, cuando comienzo a tener una valoración mínima del asunto. Desde entonces he visto porteros de todos lo pelajes. Algunos buenos, como el propio Molina o De Gea, otros irregulares como el Mono Burgos o Leo Franco y otros malos como Abbiatti, Coupet, Asenjo o Toni. A los muy malos no los menciono. Esos son como las quinielas de cinco y seis aciertos, no se recuerdan y, además, son incontables. Algo contrario a lo que pasa cuando se logra un pleno al quince. Por poco que sea el premio siempre se recuerda. En el caso del Atlético de Madrid con Courtois le ha tocado el pleno al quince. El problema es que hay otro ganador, el Chelsea.

Salvando las distancias entre el ejemplo y la realidad, el Atleti ha tenido la oportunidad de disfrutar de un portero de los llamados top durante tres temporadas y ahora, si quiere seguir disfrutando de él, debe rascarse el bolsillo. El guardameta siempre ha manifestado estar a gusto en el equipo rojiblanco y no querer ir a un club para ser suplente. Incluso cuando han salido rumores de traspasos en un futuro lejano o negociaciones con algún otro club, el belga las ha desmentido. Sólo piensa en el Chelsea y el Atleti. El problema es que el club que le quiere (el Atleti) no tiene dinero (o eso dicen) y el que no le quiere vender (el Chelsea) no necesita dinero. Eso ha hecho que se especule con una nueva cesión (a pesar de que en el verano pasado se dijo que esa opción era imposible).

Simeone, por su parte, lo tiene claro: “todo lo que se pague por Courtois es poco”. En esto, como en tantas cosas, el Cholo no se equivoca. El cancerbero ha sido el Zamora de la pasada temporada y, previsiblemente, lo sea en la actual. Sus paradas han dado títulos y multitud de partidos a los colchoneros. Eso vale dinero. En este caso se habla de que el Chelsea pediría una cifra cercana a las 25 millones de euros. Una cifra elevada y, a priori, inalcanzable para el Atleti.

Ahora bien, a final de temporada el Atleti no tendría ningún portero. El belga se iría al Chelsea y Aranzubía (al final sí he mencionado a uno de los muy malos) acaba contrato. En ese caso el equipo colchonero debería fichar dos porteros, uno de ellos (al menos) de garantías. Se habla de Keylor Navas, Andrés Fernández o Moya. Cualquiera de los tres sería un paso atrás. Además, en el caso de Navas y Fernández el desembolso rondaría los 10 millones de euros, por lo que el valor diferencial de Courtois, de seguir luchando por títulos o poner otro palo más en la rueda del Cholismo, serían 15 millones. Lo mismo que se pagó por fiascos como Pizzi.

A la vista de esta situación y aceptando que el Atleti ha recibido dinero por el traspaso de Roberto al Olympiacos y lo recibirá del Villarreal si finalmente ejecuta su derecho a compra por Asenjo, ¿no es asumible gastarse 15 millones en Courtois? Digo 15 y no los 25 que costaría porque el Atleti deberá desembolsar dinero por un portero. Y sinceramente, con los porteros como con las quinielas combinadas, son más caras porque son más seguras. En el caso de Courtois, el Atleti se aseguraría un pleno al quince.