El Atleti saca un empate del Camp Nou

Se presentaba el Atlético de Madrid en el Camp Nou con la intención de plantar cara al Barça y demostrar que ya está a la altura de los mejores. Y lo hizo. A pesar de la inoportuna lesión de Diego Costa, que transformó el plan del Cholo, los rojiblancos dieron todo un recital defensivo y maniataron a los azulgranas durante casi todo el encuentro.

Salió el Atleti como tantas otras veces, con la intención de morder en los primeros minutos y pillar al rival aún descolocado. Si no sacó ventaja de los primeros cinco minutos de presión alta sobre la portería de Pinto fue porque Villa falló lo que no se puede fallar. Tras forzar el error de Pinto en el despeje, el balón le cayó a Arda que se lo dejó franco al asturiano para que rematara a portería con todas las garantías, pero finalmente falló. Como también erro las otras dos oportunidades que tuvo.

Pasados esos primeros minutos de presión, el Atleti se replegó confiando sus opciones en ataque a las contras con Diego Costa, pero su plan se vio truncado cuando el delantero sintió un pinchazo y pidió el cambio. En su lugar entro Diego. Tuvo entonces Simeone que cambiar de plan y decidió que lo mejorar era guarecerse bien, hasta el descanso. Y lo hizo. El Atleti no concedió ninguna oportunidad al Barça antes del descanso.

Tras el descanso el plan colchonero seguía siendo el mismo: defensa férrea y a esperar una jugada que les diese la oportunidad de adelantarse en el marcador. Esa jugada llegó de la mano de Diego. Gabi sacó una falta en corto para el brasileño que se quitó de encima a Xavi con un cambio de ritmo y se sacó un zapatazo que sorprendió a Pinto y se coló por la escuadra. El partido se ponía allí donde quería Simeone, con ventaja en el marcador para poder aprovechar los contragolpes una vez que el Barça se lanzara al ataque en busca del empate. Claro que sin Diego Costa los contragolpes no eran posibles ya que Villa hoy por hoy no tiene la resistencia ni la velocidad del hispanobrasileño.

Así, sin opciones de salir a la contra y sin claridad de ideas para salir con el balón jugado, el Atleti se fue cerrando en su área hasta que finalmente se vio acorralado. No molesto, porque los de Simeone viven cómodos en su área, pero si daba la sensación de que sin la necesidad de cubrir su retaguardia el Barça se veía muy libre de atacar con todo.

Hasta que llegó el gol de Neymar. Iniesta filtra un balón para la diagonal del brasileño que apareció por esa galaxia existente entre la espalda de Juanfran y la linea de fondo y se plantó ante Courtois para batirle al primer toque. El gol no cambió el panorama, el Atleti siguió defendiéndose y el Barça continuó buscando otro tanto.

Si no hubo más goles fue gracias a la extraordinaria defensa de Godín y Miranda sobre Messi y, sobre todo, por Courtois. El belga sostuvo a su equipo cuando el físico empezó a fallarles y permitió que el empate a uno no se moviese del marcador. El Calderón decidirá.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s