Una victoria más cerca de la Liga

Cada vez queda menos y cada vez es más difícil. Se volvió a sufrir, pero se ganó. El Atlético de Madrid venció a un buen Valencia que plantó cara a los colchoneros. El gol de Raúl García les deja a dos victorias del título.

El partido empezó evidenciando que el Valencia no se iba a dejar ganar, algo que sin duda debe de servir de recordatorio para los que piensan que puede haber lugar a concesiones en las jornadas que restan. Nada de eso. Prácticamente solo jugándose la honrilla (como dirían en mi pueblo), el conjunto valencianista tuvo al Atleti desubicado durante una gran parte del primer encuentro. Sustentado en su defensa, los de Simeone fueron zafándose de la presión rival y así, mediada la primera mitad ya se jugaba más en posiciones defensivas chés. Aunque las jugadas de peligro brillaban por su ausencia. Tan sólo Villa que se sacó un derechazo que no encontró la escuadra de la portería defendida por Guaita por centímetros, Filipe que no acertó a rematar bien un rechace y Koke que remató mal un centro de Diego Costa fueron las únicas ocasiones clara del Atleti. Hasta el gol. Gabi recibió un balón en la banda a la altura del centro del campo y vió la internada de Raúl García que sólo tuvo que saltar y poner la cabeza para batir a Guaita que salió en falso. Centro de oro, cabeza de plata. O al revés.

Con ventaja en el marcador se fue al descanso. Tras él el Atlético de Madrid se sintió cómodo buscando la  espalda a la defensa rival con varias contras. En una de ellas Costa se plantó sólo ante el portero rival, pero no acertó a batirle. Dudó si ceder a Villa o chutar y al final las dudas pudieron con él y disparó al cuerpo del meta. Así, con el partido abierto, el Atleti se vio obligado a dar un paso atrás ante el ímpetu valencianista y poco a poco el peligro se fue cerniendo sobre Courtois. La sobriedad de la defensa rojiblanca sólo concedió una oportunidad clara a Feghouli que a punto estuvo de encontrar portería. La suerte del campeón, quizá. Los cambios efectuados por Simeone no lograron poner la pausa al partido que los colchoneros necesitaban. Así, cuando ya se veía el final del encuentro una contra valencinista tuvo que ser cortada por Juanfran en falta. Roja directa. Simeone metió rápidamente a Alderweireld quitando a Sosa que había entrado hacía unos minutos, pero su participación no fue necesaria. Ya en el descuento, el partido murió sin más sobresaltos para los colchoneros.

Faltan tres jornadas y el Atleti necesita dos victorias para cantar el alirón. Tiene que seguir trabajando. Antes la vuelta de Champions frente al Chelsea.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s