El Atleti gana la Liga

La magnifica temporada del Atleti había convertido el último partido liguero en una final: el que ganase se llevaba el título. El rival y el escenario hacían más difícil aún la hombrada, pero los del Cholo son auténticos héroes. Supieron sobreponerse a viento y marea para, finalmente lograr el empate que necesitaban para ser campeones de la Liga. La décima en su historia.

Comenzó el partido mal para los intereses del Atlético de Madrid.  Las lesiones de Diego Costa y Arda mellaban los recursos del equipo y suponían un auténtico palo anímico para sus compañeros. Ambos se retiraron entre lágrimas. Así el Barça se encontró con un escenario favorable que aprovechó casi por sorpresa. Un trallazo de Alexis desde dentro del área se colaba por un hueco que no había. Otro mazazo para los colchoneros, que durante unos minutos estuvieron tocados. Pero poco a poco a base de garra y sacrificio fueron repeliendo los ataques azulgranas y se fueron acercando a la portería de Pinto con centros laterales que evidenciaban la debilidad de la defensa local. Así el primer tiempo murió en las cercanías del área del Barça, cercado por los rojiblancos.

BARCELONA 13/14 - ATLETICO DE MADRID 13/14

La segunda parte comenzó igual que habia acabado la primera, con el Atleti siendo superior al Barça. Muy superior. Así tras varios saques de esquina seguidos y un disparo al palo de Villa, llegó el gol del empate. Un nuevo saque de esquina lanzado por Gabi fue rematado con el alma por Godín para colarse en ante la estirada de Pinto. Tras el empate el Atleti siguió dominando, pero ante la posibilidad de realizar sólo un cambio más y acusar el desgaste y el empuje local, los de Simoene fueron cerrándose atrás. Sin pasar demasiados apuros, eso sí. Tan sólo en el gol bien anulado a Messi los colchoneros sintieron miedo por el resultado. Así fueron pasando los minutos y el Cholo dio entrada a Sosa para imprimir más carácter a la defensa y tener más frescura en ataque. Y le salió bien. La entrada del argentino surtió efecto, difuminó el asedio azulgrana y llevó el balón a posiciones ofensivas con cierta facilidad.

Los minutos pasaban y el Atleti, poco a poco se iba viendo campeón. Tan sólo un disparo desde fuera del área de Alves hizo trabajar a Courtois, que prácticamente no tuvo que trabajar en la segunda mitad. Con el Barça arrodillado y el Atleti seguro de su éxito se llegó al pitido final. Lágrimas en los ojos, el corazón en la boca y el orgullo hinchado por culpa de unos jugadores que han ejemplificado a las mil maravillas uno de los emblemas del Club, Ad augusta per angusta, la gloria se consigue luchando.

2014_05_17_2

 

Anuncios