Con bajas y a lo Cholo

Encara el Atlético de Madrid la vuelta de los cuartos de final frente al Barça consciente de su papel. A pesar de que empate de la ida le concede alguna ventaja sobe su rival, las bajas del equipo son tan importantes que cualquier posible ventaja se reduce a la mínima expresión. La duda de Diego Costa, que en ningún caso estará a tope, y la baja segura de Arda merman a un equipo sobre el que pesan algunas dudas sobre su físico. Sea como sea y jueguen los que jueguen, el Atleti deberá competir si quiere plantar cara a su rival y soñar con las semifinales. Los favoritos son otros.

Una semifinales que están a noventas minutos de juego en el Calderón que Simeone quiere que sea determinante. Si frente al Villarreal la hinchada rojiblanca sostuvo a su equipo frente al Barcelona no sólo deber aguantarlo cuando las fuerzas flaqueen sino que deberá presionar a los jugadores azulgranas. La hinchada se ha conjurado para ser determinante en la noche más importante de años en el Calderón. 

Simeone alienará a su defensa de gala, pero deberá improvisar en ataque. Las bajas de Arda y, posiblemente, Diego Costa, dejan muy mermado el ataque colchonero, por lo que el Cholo deberá recomponerlo. Raúl García y Adrián son los candidatos a sustituirlos. Así lo confirmó el Cholo en la rueda de prensa previa al encuentro en la que aseguró que si Costa no llega el asturiano será el acompañante de Villa. Una sorpresa que no invita al optimismo vista la trayectoria del de Teverga en las dos últimas temporadas. Si tiene que resucitar que sea ahora.

Por su parte, el Barça llega con las bajas de Valdés, Puyol y Piqué, por lo que su problema es defensivo. Una situación que ya se vivió en la ida y que el conjunto catalán no acusó en exceso. Por otro lado, el Tata Martino podrá contar con todos sus efectivos en ataque. Necesitan marcar y saldrán a ello.

En el Atleti saben que contener durante todo el partido las embestidas blaugranas es algo extremadamente complicado aunque ya se consiguió en Liga y en la vuelta de la Supercopa, pero aquellas eran otras circunstancias. El Cholo lo sabe y seguramente tenga un plan. En ello confía la afición rojiblanca para alcanzar las semifinales.

Asalto a los cuartos

Quiso el sorteo castigar al Atlético de Madrid por su descaro en una competición que durante demasiado tiempo le fue ajena y le emparejó con el Barça, uno de los equipos mas potentes del mundo que hace que el pase a semifinales se antoje extremadamente complicado. Además, al ser también el rival español viste de cotidianidad algo que no lo es. De hecho la última vez que el conjunto del Manzanares disputó unos cuartos de Champions esta canción era el número uno en España. A muchos ni les sonará. Normal, la timorata dirección de la familia Gil ha convertido en extraordinario algo que no tiene porque serlo.

Volviendo al partido, Simeone ha convocado a todos sus jugadores disponibles (se han quedado en Madrid Manquillo por lesión y Raúl García por sanción), pero no se esperan sorpresas… salvo que Diego Costa finalmente no pueda jugar (no terminó el entrenamiento previo) y el Cholo deba recomponer su equipo. Si el hispano brasileño juega, que seguramente lo haga, las únicas dudas son quienes serán los acompañantes del delantero y de Gabi. Villa o Diego en ataque y Mario o Tiago en la contención son los candidatos.

El técnico colchonero ha repetido en innumerable veces que el primer partido es el más importante en una eliminatoria, por lo que cabe esperar que tenga meticulosamente analizado al rival y que en su cabeza haya diseñado, junto al Mono Burgos, un plan para salir victorioso del Camp Nou. No será nada fácil, de hecho el Atleti no lo logra desde hace ocho años, cuando el Niño Torres aún vestía de rojiblanco.

Y es que enfrente estará el todopoderoso Fútbol Club Barcelona, elevado a las alturas por la figura de Guardiola y sus títulos. Él ya no está, pero permanece su legado que, primero Tito y ahora el Tata, tratan de conservar y acomodar a las nuevas situaciones. El actual técnico barcelonista ha sido muy criticado desde que llegó, pero resultado descabellado hablar de crísis cuando un equipo ha ganado un título (la Supercopa de España), está en la final de la Copa de Rey y pelea por lograr otros dos. Benditas crisis. Lo único cierto es que el Barça es sólido defensivamente, peligroso en ataque y encima ha recuperado a Messi. Por el contrario ha perdido a Valdés, el mayor culpable de que el Atleti no lograse la Supercopa en agosto.

En el Camp Nou está la clave de la eliminatoria, si el Cholo desactiva al Barça, el equipo colchonero estará más cerca de su sueño, si no lo logra, el papel del Atleti en esta Champions es muy meritorio, pero llegados a este punto… Hay que asaltar el Camp Nou

En cuartos, el Barça

Se celebró el sorteo de los cuartos de final de la Champions League y no fue demasiado amable con el Atleti. El rival será el Barça. Mal enemigo, el menos deseado por la afición colchonera, pero a estas alturas y en esta competición no se pueden esperar facilidades. 

En la web del Atleti, los usuarios dieron sus preferencia. El Barça, con un 2,4% de los votos, el menos deseado

No hace falta presentar al Barça. Un club que dicen que está en crisis, pero que sigue optando a los tres títulos en juego para sumarlos a la Supercopa de España que ganaron el pasado agosto al propio Atlético de Madrid. Benditas crisis. Aún así los colchoneros no le querían enfrente. Por algo será. Para mí era uno de los tres peores equipos posibles a los que medirse en cuartos.. Entre los siete posibles rivales solo Bayern y Real Madrid me parecen más complicados que los barcelonistas. A nuvel deportivo el Barcelona lleva una década dominando el futbol español y el europeo, algo que sin duda da muestra de su potencial. Además, al jugar contra otro equipo español se pierde parte de la magia de las noches europeas, se viste de cotidianidad algo que no lo es y se deja de lado el romanticismo de un desplazamiento en masa de la afición colchonera a otro país. Sinceramente, no me gusta. 

Ahora solo queda confiar en que Simeone y los suyos logren doblegar al Barça y consigan estar presentes en una semifinal que seguro, que también será durísima. Esto es la Champions. La ida se disputará en el Camp Nou el 1 de abril y la vuelta se jugará en el Vicente Calderón el 9 del mismo mes.