Los suplentes vencen, pero no convencen

Con la eliminatoria resuelta el partido era un trámite para el Atleti y una oportunidad para los suplentes de presentar su candidatura a la titularidad. El Sant Andreu por su parte viajaba a Madrid a disfrutar y lo hizo. Al menos durante gran parte del encuentro. Se adelantó en el marcador antes de los 20 minutos de partido y aguantó el resultado hasta prácticamente el último cuarto de hora donde los goles del canterano Héctor y Alderweireld dieron la vuelta al marcador. El Atleti venció, pero algunos de sus jugadores dejaron dudas. Muchas.

Saltó el Atlético de Madrid con intensidad, pero sin el brío de otras ocasiones y a pesar de que el Cebolla Rodríguez, capitán por un día, lo intentaba los jugadores colchoneros no tenían claridad a la hora de encarar la portería rival. El dominio rojiblanco no se traducía en peligro y cuando lo hacía los delanteros no acertaban a marcar. Por el contrario, el cuadro catalán tuvo dos ocasiones y marcó una. Tras un lanzamiento de falta la barrera se abrió, el balón golpeó en el palo y el rechace fue cazado por un jugador del Sant Andreu que lo empujó a las redes sin oposición.

El gol no cambió el guión del encuentro. El cuadro rojiblanco seguía teniendo la posesión y no lograba acertar a perforar la portería rival a pesar de que las ocasiones se sucedían. Óliver mandó un balón al larguero después de regatear al portero y a varios rivales hasta que pudo disparar. Manquillo, Leo y Adrián fueron incapaces de batir al portero rival a pesar de estar en buena posición para ello, Insúa mandó un balonazo al lateral de la red, y el árbitro anuló un gol a Giménez por fuera de juego. Incluso Adrián desaprovechó un penalti. La recuperación del asturiano parece que se ha vuelto a estancar. Sus acciones de peligro se ven con cuentagotas, su olfato de gol no existe y su fútbol adolece de la intensidad necesaria para suplir sus carencias con entrega. Otro que no aprovechó su oportunidad fue Leo Baptistao a quien se le vio falto de ritmo. Además la posición de delantero referencia merma sus virtudes.

Quienes sí que aprovecharon su oportunidad fueron Guilavogui, que gana enteros y sigue demostrando que a su físico le acompañan otras virtudes, Manquillo, que estuvo muy incisivo en ataque y, a pesar de haber jugado peor que en la ida, fue de los más destacados del equipo. Quien sigue mejorando, o no según se mire, es Óliver. El canterano jugó un buen partido y dejó detalles de su calidad, aunque en muchas, demasiadas, ocasiones le sobró un regate. Su juego es demasiado barroco. Si su calidad le permite hacer cosas al alcance de pocos, su juventud le condena a perderse en la ornamentación en lugar de la practicidad. Debe seguir puliéndose, pero hay futbolista.

Con el 0-1 se llegó al descanso. Tras él, el Atleti se diluyó y la aceptable imagen de la primera parte se fue convirtiendo en una caricatura. Los jugadores colchoneros no inquietaban la portería rival y los minutos pasaban. Cuando apenas quedaban 15 minutos para el final el Cholo dio entrada a Gabi en lugar de Carlos Ramos, que cumplió, y poco después dio entrada a Héctor en lugar de Leo. Al minuto de entrar en el campo, el canterano remató a gol una asistencia de Adrián desde la banda izquierda después de una jugada que venía de la otra banda. El delantero, de origen canario, celebró el gol besándose el escudo, seguramente en memoria de su abuelo Ceferino, que era colchonero. 

Héctor Fernández celebró su primer gol con el Atleti besándose el escudo./Foto:ATM

Héctor Fernández celebró su primer gol con el Atleti besándose el escudo./Foto:ATM

Tras el gol el Atleti buscó el segundo tanto aunque sin mucho acierto hasta que en el descuento Alderweireld conectó un centro de Gabi a saque de falta y marcó el definitivo 2-1. El Atlético ganó el partido cuando menos lo mereció. Y si de méritos se trata, pocos rojiblancos los hicieron para que el Cholo varíe su once titular.

Sant Andreu vs Atlético de Madrid Ida 1/16 Copa del Rey

Comienza el Atleti su andadura en la Copa del Rey con la obligación de ganar ya que es el actual campeón y debe de pelear por revalidar y, sobre todo, no debe cometer el ridículo de la temporada 2011/2012 y caer ante un Segunda B. Sin menospreciar al rival, pero reconociendo la diferencia de potencial entre uno y otro. El rival es el Sant Andreu, un histórico del fútbol catalán que tras celebrar el cruce con el equipo rojiblanco por la recaudación que dejará en sus arcas ahora pretende hacer la machada y eliminarle. Sin complejos.

El Sant Andreu juega en el grupo III de segunda B, donde ocupa una discreto puesto 11, alejado de la pelea por el ascenso a pesar de su buen hacer en casa, donde no conoce la derrota. En cuanto a su trayectoria en la Copa del Rey, eliminó a la Peña Deportiva en la primera ronda, al Olot en la segunda, mientras que la tercera ronda la pasó sin disputar ningún encuentro gracias al sorteo que le eximió de ello. El duelo frente al Atlético de Madrid ha despertado el máximo interés en la afición del Sant Andreu que llenará el pequeño campo Narcís Sala.

El Sant Andreu fue fundado en 1909.

El Sant Andreu fue fundado en 1909.

Para el partido, que se disputará sobre el césped artificial, Simeone no podrá contar con Courtois ni Mario, lesionados, ni con Gabi, sancionado. Además reservará a Juanfran, Miranda, Isúa, el Cebolla Rodriguez y Leo Baptistao.  Por ello jugadores como, Giménez, Manquillo o Guilavogui que han contado con pocos minutos podrían tener su oportunidad. 

El Cholo ha querido quitarse el cartel de favorito, indicando que ese papel le corresponde a Barça y Madrid. Además no ha querido restar dificultar al choque indicando que si bien no caben escusas, las dimensiones y el césped artificial complicaran el encuentro a los suyos. Quizá por ello haya llevado a la artillería pesada. La historia del Atleti le obliga a ganar. O morir ganando.

Do Dragao también sucumbe al Atleti

El Atlético de Madrid está decidido a acabar con las estadísticas negativas que le rodean. ¿Qué no ganaba en el Bernabeu desde el siglo pasado? Pues va y gana. ¿Qué nunca ha marcado en el feudo del Oporto y que éste lleva ni se sabe cuanto tiempo sin perder en casa? Ok, pero el Atleti va y gana. Como si de una maquina se tratase este equipo no entiende de dificultades ni estadísticas. Aunque las supere.

Arda Turan celebra con sus compañeros el gol de la victoria/Foto:Atlético de Madri

Arda Turan celebra con sus compañeros el gol de la victoria/Foto:Atlético de Madri

Y es que en la primera parte el Oporto obligó a que el Atleti hiciera la peor primera parte de lo que llevamos de temporada. Salió sin la fe de otras veces y sin la intensidad que le permite estar en todos los lados. Quizá influyesen los cambios obligados en el once, el cansancio del derbi y que el Cholo decidiese que Koke tenía que descansar. Sea como fuere el conjunto portugués acorraló a los colchoneros ayudado por la pobre imagen de la defensa rojiblanca que por momentos pareció volver a la época de Manzano. El gol lusitano era cuestión de tiempo y finalmente llegó en una jugada de estrategia. Tras él, los jugadores del Atleti dieron un paso adelante favorecidos por la relajación del Oporto. Tiago corto de físico, pero sobrado de experiencia estuvo presente en los mejores momentos del Atleti en la primera parte. Arda y Filipe intentaron combinar, pero les faltaban sus socios habituales. Si a Koke le suplía con menos futbol pero tanto o más carácter Raúl García, a Diego Costa le sustituia Leo Baptistao con tantas ganas pero menos confianza. Para que lo entiendan, Diego Costa hoy es Brad Pitt y Baptistao no pasa de ser Mario Casas. Pero ojo, el ex del Rayo no era el mayor problema en ataque. El problema es que Villa no está y eso empieza a ser algo habitual. 

Con el 1-0 se llegó al descanso donde Simeone tomó cartas en el asunto, dio entrada al Cebolla y cambió el esquema de juego, dando más libertad a Arda. Si el cambio no terminó de arrancar la maquinaria rojiblanca sí lo hizo la estrategia. Gabi saca una falta al centro del área y Godín remata a la red. Empate. Lejos de conformarse el Atleti dio otro pasito más hacía delante favorecido por las dudas de un Oporto que sólo inquietó la portería de Courtois en la segunda parte en un lanzamiento de falta. Koke entró en lugar de Baptistao y Raúl García pasó a ser el delantero. Habrá quien aún dude de la categoría como técnico del Cholo, pero sus credenciales mejoran partido a partido. El cambio permitió al Atleti juntar a más toque en el medio y sin perder capacidad goleadora. Tanto es así que Arda apareció para filtrar un pase a Raúl García dentro del área que este no acertó a rematar en condiciones y a causa de un mal gesto se lesionó. Otro contratiempo al que debía sobreponerse el conjunto colchonero. Óliver entro en lugar de Raúl García y el Atleti ponía sobre el campo a sus jugadores de más calidad técnica. Si a esa calidad le sumas el laboratorio cholista el resultado es el gol de la victoria. Una falta en las inmediaciones del área sacada por Gabi rasa para Arda (en fuera de juego justísimo) quien tras acomodarse ligeramente la pelota fusiló a Helton para marcar el gol de la victoria. El Ardaturanismo empieza a acumular víctimas en la Champions. Van dos que permiten al Atlético acumular  seis puntos en su casillero y acercar la siguiente ronda. Simeone ha conseguido que este equipo se sobreponga a los contratiempos con toda naturalidad.