Ridículo en Vallecas

El Atleti tiene un problema. Cuando se aleja del río Manzanares el equipo no consigue ganar sus compromisos. Pierde puntos y lo que es peor pierde sus señas de identidad. Así le ha sucedido en Vallecas donde estuvo desordenado, blando en defensa e impreciso en ataque. Nunca entró en el partido y el Rayo le pasó por encima.

El Cholo decidió dar descanso a Arda y Godin dando entrada en su lugar a Raúl García y el Cata Díaz. Simeone  debe dosificar los esfuerzos de sus jugadores si quiere luchar por los objetivos en las tres competiciones. La plantilla es más corta de lo que se pensaba y el rendimiento de algunos jugadores está lastrando la competitividad del equipo. Adrián no aportó nada en ataque. Mario Suárez estuvo desaparecido y Raúl García no encuentra su lugar en el campo. Ni es un segundo punta, ni es hombre de banda, ni es un organizador. Su juego gris y torpe es desesperante.

Si a las mencionadas rotaciones le sumamos la caraja con la que el Atlético de Madrid saltó al terreno de juego obtenemos un gol del Rayo a los dos minutos y una sucesión de ocasiones para los franjirrojos hasta que Leo Baptistao marcó el segundo gol rayista y el equipo de Paco Jémez levantó un poco el pie. Ni así el Atleti llegó con peligro a la portería contraria.

Once titular del Atleti frente al Rayo/Foto:Atlético de Madrid

Once titular del Atleti frente al Rayo/Foto:Atlético de Madrid

Tras el descanso Simeone dio entrada a Arda en lugar de Adrián pero el cambio no surtió el efecto deseado y el tiempo iba pasando. La entrada del Cebolla y de Óliver dieron un poco más de brío al ataque rojiblanco que en el último minuto del partido consiguió el 2-1 obra de Falcao.

La derrota evidencia unos síntomas que ya se venían observando desde comienzos de años. Este Atleti va muy justo de efectivos y eso le está pasando factura. En casa gana pero no con la holgura de hace meses y fuera de casa no logra ganar ni dar buena imagen. El Cholo debe recuperar a esos jugadores que no están rindiendo como deben y tiene que encontrar la tecla para que este equipo sea competitivo también lejos del Calderón. Si no lo logra lo que puede ser una muy buena temporada puede quedar en una temporada correcta. Los éxitos se deciden en estos cuatro meses de competición que quedan. El año pasado cuando se jugó con máxima intensidad jueves y domingo el equipo se resintió en Liga (frente a Mallorca, Betis o Real Sociedad) y eso le impidió jugar UCL. Confiemos en que el buen hacer del equipo hasta ahora no se vea eclipsado por una mala recta final.

Anuncios

Victoria y mal sabor de boca

Al finalizar el partido un amigo me mandó un mensaje, “Enhorabuena por la victoria”. “No veo el motivo de la enhorabuena” le contesté. Y así lo sigo pensando. Si, se ganó y se jugó bien durante 70 minutos, muy bien incluso, pero los partidos duran 90 minutos y ayer con un 4-0 en el minuto 80 el Rayo casi nos pinta la cara y terminamos pidiendo la hora.

Atleti 4 (Mario, Koke, Arda, Falcao)- Rayo 3 

Diego Costa el hombre del partido. FOTO: Andres Kudacki – AP

Un Atleti de dos velocidades

Eso se desprende de lo visto ayer. Existe un Atleti intenso, asfixiante, controlador,  un martillo pilón que sin descanso va golpeando las defensas rivales hasta que finalmente las sobrepasa. Ese Atleti  me encandila. Pero también existe un Atleti espeso, titubeante, timorato, que corre sin saber porqué ni hacia donde. Ese Atleti me da miedo. Ayer apareció tras la salida de Arda del campo, en torno al minuto 70, y a pesar de la abultada diferencia apunto estuvimos  de llevarnos un disgusto. ¿Fruto de la relajación? Quizá ¿Fruto de los cambios como asumió el Cholo? Quizá. ¿Falta de gasolina? No lo creo y sería muy preocupante. No me atrevo a señalar una causa para lo sucedido pero si un remedio; el Cholo.

Enfrente un Rayo Vallecano valiente que trató de ahogar al Atleti y por momentos pareció lograrlo pero finalmente el Atleti encontró, gracias a un Diego Costa estelar, el punto débil del Rayo ayer, las bandas. Por ahi llegarían las goles y las ocasiones de peligro rojiblancas. El Rayo, que no se fue del partido a pesar del resultado, al final estuvo a punto de encontrar su recompensa, y sino la encontró fue por falta de tiempo.

¿Lamentaremos la relajación?

Esa pregunta me rondaba la cabeza ayer por la noche, ¿Necesitaremos a final de temporada el golaverage general? No sería la primera vez que nos es necesario.

Anécdota

Arda Turan ya forma parte de la historia inmortal del club por otra razón más. Anotó el gol 4200 en Liga. (vía @InfoAtleti)

Previa Atleti-Rayo

Tras el subidón de la Supercopa y el parón de las selecciones vuelve la Liga para el Atleti. Y vuelve contra un rival rocoso, el Rayo Vallecano (Domingo 21:30, Vicente Calderón) , que ha comenzado la temporada a muy buen nivel, (es 4º con 7 puntos, 3 goles a favor y 1 en contra) lo que hace que sea un buen baremo para ver las aspiraciones del Atleti, ¿Regularidad y UCL o montaña rusa y que sea lo que Dios quiera?

Retorno de los internacionales

Los internacionales del Atleti han regresado de sus compromisos con diferentes sensaciones, mientras que Falcao, Emre y Arda vienen de realizar una buena actuación otros como Juanfran vienen de no jugar ni un solo minuto en partido oficial con la selección. No hay que olvidar, sobretodo para los jugadores sudamericanos, los kilómetros acumulados, si bien esto no debe ser escusa para un equipo que dispone de toda la plantilla ya que Adrián se ha recuperado a tiempo de sus molestias en el tobillo.

El Rayo tratará de frenar a Falcao que además de haber empezado la temporada en plan estelar parece tenerles tomada la medida ya que el año pasado les marcó en los dos encuentros disputados.

Antecedentes
Si nos fijamos en la trayectoria reciente del Atleti frente al Rayo vemos que es un equipo que no se nos da mal, el año pasado fue el único equipo al que ganamos los dos partidos de Liga, si bien es cierto que debería de haber mejores resultados ya que  en los últimos diez enfrentamientos predominan los empates(4V, 5E,1D.).  La última derrota data del año 2001, 1-3 en el Calderón en la primera ronda de la Copa del Rey.
En lo que se refiere a las trayectorias de ambos equipos esta temporada el Rayo viene de empatar a cero frente a un Sevilla que desperdició dos penaltis tras haber ganado en las dos primeras jornadas. El Atlético de Madrid empató a uno en la primera jornada frente al Levante, ganó con solvencia al Athletic en el Calderón y no jugó el partido correspondiente a la tercera jornada contra el Betis al no poder contar con los jugadores internacionales.
Así pues este domingo se verá, o al menos se podrá intuir el nivel real del equipo; solidez, regularidad y aspirante a hacer un papel digno del Atleti histórico, o endeble, irregular y cercano a ese equipo de media tabla al que estamos, por desgracia, acostumbrados en los últimos años.