Primera derrota liguera en casa

Todos sabíamos que podía pasar. En un partido el equipo iba a tener un traspiés y la primera derrota liguera en el Calderón iba a llegar. No por ello deja de tener un sabor amargo. Incluso más que otras veces. Es fácil acostumbrarse a ganar, a ir contento el lunes al trabajo, a mirar la clasificación y verte ahí arriba, por encima de los de blanco. Este lunes no será así. El Atleti ha perdido y ha cedido su segundo puesto al Real Madrid. El objetivo de principios de temporada sigue intacto pero quizá sepa a poco tras el buen hacer liguero hasta ahora.

Diego Costa lamenta un fallo/Foto:Atlético de Madrid

Diego Costa lamenta un fallo/Foto:Atlético de Madrid

Y eso que el Atleti dominó el partido, aunque lo hizo como quien domina a alguien que cómodamente está sentado en un sofá. La Real espero su momento en forma de contragolpe y ese momento llegó. En fuera de juego sí, pero llegó. El gol, que pone fin al récord de Courtois, fue en fuera de juego pero no debe de servir de escusa para tapar la realidad. El Atleti no está fino de cara a portería y sufre mucho ante equipos cerrados atrás. Véanse los partidos frente al Rubin, el Málaga y hoy mismo. Esa falta de calidad en el último pase se nota e impide que el Atleti sea el equipo que acosaba a sus rivales de principio de temporada.

Esto, que por una parte da más valor a lo que ha hecho Simeone con esta plantilla, no impide que el aficionado rojiblanco sienta cierta frustración. Raúl García, el Cebolla, incluso Diego Costa son jugadores cuyo talento es inversamente proporcional a su honestidad. Terminan exhaustos tras dejarse la piel en el campo pero rara vez se pueden ver en Youtube sus genialidades con el balón. Y así es muy difícil penetrar una defensa bien posicionada. Más aún si Koke tiene que jugar de mediocentro por las bajas dejando como único faro a Arda. El turco jugó un buen partido pero estuvo demasiado solo.

Arda no fue suficiente para abrir la defensa realista

Arda no fue suficiente para abrir la defensa realista/Foto:Atlético de Madrid

 

Esa falta de ideas invitaba a pensar que el Cholo, por fin, daría minutos a Óliver. Pero no fue así y es algo que no termino de entender. Con Adrián de excedencia el único cambio creativo que tenía era el canterano y aún así prefirió no darle entrada y ni siquiera hacer los tres cambios.

Termina la 27ª jornada de Liga con el Atleti tercero, con un colchón de 13 puntos sobre el 4º y en la final de Copa. El aficionado rojiblanco esta contento e incluso pide más. ¿No se “tiró” la Europa League para centrarse en la Liga?  Tras la eliminación europea, una victoria, un empate y una derrota.

Falcao, con ‘F’ de felicidad

No fue mejor, no mereció ganar, quizá tampoco perder, pero ganó. ¿Por qué? Porque este equipo tiene carácter y genio. Como el Cholo. Este es su Atleti. Un Atleti que sabe sufrir, que sintiéndose dominado no se asusta y trata de que ese dominio no se traduzca en peligro para su portería. Este Atleti sabe que las oportunidades han de llegar a base de entrega, lucha, esfuerzo y, también, calidad. Este Atleti huele bien. Aún con dudas, desprende un aroma a victoria. Y eso es una buena señal.

Falcao celebra su primer gol de falta

Partido malo

El campo, el ambiente lluvioso y el equipo contrario hicieron que el Atleti tuviese que estar agazapado en su campo durante muchas fases del partido. La Real consiguió que el equipo del Cholo no tuviese el mando en ningún momento del partido y que incluso tuviese algún desajuste defensivo. Pero este Atleti no es un equipo que le tenga miedo a los partidos a cara de perro. Otro mérito del Cholo. Lejos de asustarse y achicar balones decidió jugar cerrado atrás y tratar de salir a la contra en busca de ese gol que les diese la victoria. No tuvo el efecto deseado porque los centrales de la Real sujetaron a Falcao, porque Adrián, ya ya empieza a ser preocupante, no termina de arrancar, y porque Koke y Gabi tienen la misma velocidad que un tractor arando. Pero para eso están otros. El Cebolla por ejemplo, un tipo que tiene pinta de saber tomarse media docena de cubalibres como de dejarse los cojones (valga la expresión) en el campo. Salió mediada la segunda parte por Raúl García a jugar en una posición (volante) que no es la suya donde no terminaba de encontrarse a gusto. Pero eso a él le da igual. Calidad tiene y carácter también. Así llegó la jugada del gol. Recorta a Illarramendi y ante el agarrón de éste continua luchando y avanzando unos metros hasta que el árbitro pita falta. Falcao se la pide y Falcao la mete. Con Falcao todo es más fácil.

Los detalles

Lo malo. Ser un equipo tan sólido en defensa hace que al algún desajuste defensivo a la salida de los corners y que Juanfran tenga una acción similar a la de hace días con la selección sean errores que por raros llamen la atención. Eso y quizá la falta de timón sin Arda sean los detalles negativos que deja el partido de Anoeta.

Lo bueno. Minutos finales de partido. Empate en un campo donde nadie ha sumado. Dominados. ¿Firmar el empate? La mediocridad de Manzano, Aguirre, Quique, Ferrando y tantos otros antes unido a la debilidad de sus equipos hubiese aconsejado firmar un empate. Simeone no. Con él todo es distinto. La seguridad defensiva de este equipo y la ambición de la plantilla le capacita para buscar la victoria. Al menos ayer. Hacía tiempo que aquello de “ganar, ganar, ganar y volver a ganar” parecía coto reservado para otros. Ya no. Que continúe así. El Atleti es feliz y su afición quiere licencia para soñar.

Previa Real Sociedad vs Atlético de Madrid

Tras el parón liguero, el sorteo de Copa y las informaciones, desinformaciones, bulos y otro tipo de manifestaciones periodísticas alrededor del Atleti parece que el subidón que tenía la afición colchonera tras la victoria frente al Málaga es cosa de otra época. Incluso de otra vida. Pero no. Es de esta época y de esta vida. Y el Atleti debe continuar con ese estado de forma que está permitiendo a su afición soñar como debieron de soñar los niños de los 70 con su Atleti. Como nunca se debió de dejar de soñar.

Partido complicado en Anoeta

El problema es que tras el inoportuno parón vuelve la Liga para el Atleti fuera de casa, en un campo que no se le da nada bien y frente a un rival, la Real Sociedad, que esta fortísima en su campo. Si en jornadas anteriores hablaba de la importancia de ganar a los rivales, esta vez no lo es menos ya que supondría un nuevo empujón para el equipo que será capaz de ganar en un campo difícil donde el año pasado solo pudieron ganar cuatro equipos y donde hasta ahora la Real se ha mostrado muy sólida con tres victorias en tres partidos con seis goles a favor y uno en contra. Además si el Atleti consigue la victoria evitará que la prensa, muy dada a esas cosas, se ponga a especular con que si el buen inicio del equipo o simplemente es un espejismo.

Arda es baja

Para añadir dificultad al encuentro, el Cholo no podrá contar con Arda, lesionado con su selección lo que le obligará a remodelar su mediocampo donde, seguramente, juegue Koke a pesar de haberse pasado todo el parón liguero recuperándose de sus molestias. Además habrá que ver como responde Juanfran tras su error en el partido con la selección que desencadenó la jugada del tanto del empate francés. ¿Le pasará factura a nivel anímico? Espero que no aunque albergo ciertas dudas.

Por su parte la Real Sociedad, que acaba de aprobar el presupuesto más alto de su historia, esta viviendo una semana extraña con Griezmann, una de sus estrellas, está en el foco de las críticas por salir de fiesta antes de un partido con su selección. Por otro lado Montanier, el entrenador del equipo donostiarra, cumplirá frente al Atleti 50 partidos oficiales al frente del equipo. Su balance no es demasiado bueno por lo que ha recibido ciertas críticas, si bien es cierto que en Anoeta sus números son buenos. Si nos ceñimos al apartado deportivo Montanier no podrá contar con Claudio Bravo, Zurutuza y Elustondo, pero podrá contar con el recuperado Agirretxe.

Antecedentes

El estadio de Anoeta no es un campo propicio para el Atleti donde sólo ha ganado en dos ocasiones en Liga, ambas en los dos últimos años, hasta entonces diez derrotas y dos empates. Veremos si continua esa racha.

De otro lado, mientras que el Atleti viene de cosechar seis victorias y un empate en las primeras jornadas, la Real Sociedad viene con sensaciones contradictorias, tiene un fortín en su campo, donde lo gana todo pero fuera pierde y tiene muchos problemas. ¿Con que cara saldrá en el retorno liguero?