El Atlético sigue en busca de financiación… ahora en Atlanta

El Atlético de Madrid no quiere dejar escapar ninguna oportunidad. Ahora que el conjunto dispone del tiempo suficiente para organizar la próxima temporada, Gil Marín ha decidido aprovechar los últimos días antes de la pretemporada para viajar hasta Atlanta con la intención de conseguir financiación para futuros fichajes.

Gil Marín está buscando financiación para las maltrechas cuentas del club./Foto/Colchonero.com

Gil Marín está buscando financiación para las maltrechas cuentas del club./Foto:Colchonero.com

Ahora bien, ¿y a qué se debe este notable empeño del Atlético en conseguir dinero para la próxima temporada? Resulta que a 11 días de que empiece la pretemporada, el equipo aún no cuenta con todos los jugadores que desearía tener. Entre bajas y cesiones el Atlético se enfrenta a un serio problema para la temporada 2013/14, y si su equipo directivo no consigue esta semana la financiación necesaria para realizar algunos fichajes, Simeone probablemente se llevará las manos a la cabeza cuando vea que el próximo día 5 de julio solamente contará con una mínima parte de la plantilla.

Con esta reducida estabilidad en el conjunto, lo cierto es que las primeras apuestas del Atlético serán todo una tentación para apostar a favor del equipo contrario siempre y cuando el “enemigo” venga fuerte desde el primer momento. Aprovechando algún que otro bono gratis 5 euros es posible conseguir una apuesta gratis sin necesidad de depositar un solo céntimo en la casa de apuestas; si se gana la apuesta, genial, y si la apuesta no sale bien lo único que uno ha perdido es el tiempo dedicado en el breve registro que hay que realizar antes de poder empezar a apostar para la próxima temporada.

Anuncios

Sin sentimiento es más fácil

Otro año más comienza el verano rojiblanco. Rumores de altas y posibles bajas. Esta vez no hay dudas sobre la continuidad de su estrella quien ya ha emigrado del Calderón como otros hicieron antes y otros tantos lo harán después porque no nos engañemos, sin movimiento de jugadores la sociedad Gil Marín-Cerezo-Mendes no saca beneficio. Esa sociedad es la fuente de la mayoría de dudas y pesares de la parroquia rojiblanca. Su desdén por los colores hace que los colchoneros vivan huérfanos de ídolos presentes y se agarren a glorias pasadas. Saben que los Diego Costa, Arda, incluso el imberbe Óliver, tienen su futuro lejos del Manzanares. Aquí no se harán viejos. Quieran o no, más temprano que tarde estarán haciendo las maletas hacia otro equipo. La afición teme idolatrar a un futbolista rojiblanco por miedo a que por obra y gracia de los apropiadores indebidos y su socio portugués, ese jugador termine acompañando a Hugo Sánchez en el altar de los traidores. Con lo que eso conllevaría.

Esa falta de referentes en la plantilla se ve incrementada por los recientes desplantes de algunos futbolistas. De Gea, canterano y aclamado por la grada, pasó de ser el suplente en el B a fichar por el Manchester United en menos de lo que se extiende una sábana. Otros, con menos arraigo al rojo y blanco, como Maniche buscaron la complicidad de la grada mediante golpecitos en el escudo para terminar meando en el oso y el madroño con su actitud y sus palabras.

De Gea, en el momento de su esperpéntica llega a Manchester

De Gea, en el momento de su esperpéntica llega a Manchester

Y por si todavía hay algún aficionado con ganas de idolatrar a un jugador del Atleti, la directiva ha ideado un plan muy simple, fichar (o tratarlo al menos) jugadores que no ilusionen y que tengan un pasado que no les permita sintonizar con la grada desde el primer momento. Capel o Negredo son dos ejemplos. Con ello los jugadores no serían más que piezas que intercambiar en el mercado sin el obstáculo de estar vinculados con la afición. Todo un chollo para un club que se ha convertido en una agencia de compraventa de jugadores.

La afición del Atlético de Madrid debería estar cansada de la deriva del club. No se puede olvidar ni perdonar el maltrato sistemático que está sufriendo la entidad a manos de la directiva por mucho que en los últimos años se hayan logrado títulos. Pelear por los títulos es tanta obligación como respetar y honrar unos colores, un escudo y a una afición cuyo sentimiento hacia el club es su negocio y cuyo desapego hacía la plantilla puede ser su filón.

Análisis de la temporada. Recuperando el camino perdido

Tras años de falsos ídolos, de sinsabores, en los que la cantera no existía,  en los que las temporadas dejaban un sabor de boca agridulce, cuando no era amargo, tras todos esos años, demasiados añadiría, la afición del Atleti no tiene prisa porque comience la siguiente temporada. No necesita ilusionarse con que el año siguiente sí, porque este año el Atlético de Madrid ha logrado dos títulos y ha alcanzado el tercer puesto liguero. Y lo que es mejor, esta temporada el Atleti ha tenido un proyecto y las ideas muy claras. El Cholismo. Esa religión. La de los colchoneros. La nuestra.

La temporada del Atleti ha servido para dar continuidad a las sensaciones que la aparición del Cholo dejó la temporada anterior. El equipo es un bloque y pelea cada partido sabedor de que para volver a ser un grande hay que ganar en todos los campos. O no perder. Esa capacidad de no perder es una de sus fortalezas. Es un equipo difícil de batir que no deja escapar muchos puntos allí donde, a priori, no se pueden perder. Su regularidad le ha permitido estar toda la Liga en los puestos cabeceros. De hecho, solamente seis equipos le han conseguido ganar y únicamente dos de ellos, el Barça y el Madrid, lo han hecho en las dos vueltas. Es, precisamente, frente a los grandes donde el Atleti tiene que mejorar.

Alineación tipo del Atlético de Madrid esta temporada

Otro aspecto muy importante de este equipo, en el que se apoyan gran parte de sus éxitos, es la seguridad defensiva. El Zamora logrado por Courtois así lo atestigua. Tras muchos años en los que la defensa del Atleti era la vergüenza del Manzanares, por fin, este año, la zaga rojiblanca ha sido un motivo de tranquilidad y orgullo. Juanfran, el más flojo de ellos, Miranda, Godín y Filipe han estado a gran altura.

El lunar de este año viene allí donde otros había motivo de celebración, la Europa League. El Atlético cayó prematuramente eliminado frente al Rubin Kazan en dieciseisavos de final con la sensación de que esa competición se había ‘tirado’. Una pena, puesto que esa competición parecía bastante asequible para el equipo. Simeone a final de temporada reconoció en parte esa ‘baja voluntaria’ de la competición, para poder llegar a tope físicamente al gran objetivo a nivel de título de esta temporada, la Copa del Rey.

El Atleti se alzó con la Copa del Rey frente a su eterno rival/Foto:Atlético de Madrid

La Copa del Rey, ese título que se le había resistido en las últimas tres finales que el Atleti había disputado, puso el broche de oro a esta temporada. El Atlético de Madrid ganó la final ante el Real Madrid en el Bernabéu tras remontar el gol inicial de los blancos. Diego Costa primero, a pase de Falcao, y Miranda en la prórroga de un cabezazo, que a algunos nos recordó al de Pantic en la final del 96, dieron el título al Atleti. La Décima Copa del Rey en la historia del Atleti.

Este título se suma a la Supercopa de Europa que el Atleti ganó al Chelsea allá por el mes de agosto. Falcao demostró ser el mejor delantero centro del mundo con un hat-trik que hundió a un Chelsea maniatado por la estrategia del Cholo.

El Atlético de Madrid se alzó con su segunda Supercopa de Europa/Foto:Atlético de Madrid

Y todavía hay más. El Cholismo, aunque menos de lo que la afición desearía, ha dado minutos a la cantera. Káder, Manquillo, Saúl, Óliver y Pedro han disputado varios encuentros con el primer equipo. Sin olvidar que los también canteranos, Gabi, Mario Suárez y Koke forman parte del once tipo del Atleti 2012/2013.

Un año notable que debe servir para que este club recupere el sendero perdido y vuelva a competir y a pelear por los títulos. Sólo es necesario que el Gilismo no desmantele lo que el Cholismo está consiguiendo.

Simeone posa con la Copa del Rey/Foto:Atlético de Madrid